Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 24-25]

Páginas 24 y 25 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

eran perfectos dibujantes, eran por lo menos hábiles artifices. Ocupa todo el fracmento un buey delante de una ara encendida. Este animal compuesto de jaspes perfectamente unidos entre sí, está embutido dentro del marmol blanco. Para completar la semejanza con el buey Apis tiene en la frente una mancha blanca, accidente natural que forma la pieza de marmol que compone la cabeza. La ara es asi mismo de jaspe en su base, y el neto es de marmol, con unas vetas paralelas horizontales, muy vistosa, embutido asi mismo en el marmol blanco.
Este fracmento no está cortado en angulo recto. Hemos visto en el numero anterior el tipo del ancho del sepulcro, tal vez en la parte superior se ensanchaba para que cupiese con mas comodidad los brazos del cadaver. Los jaspes de que se componen el buey y la ara son del país; prueba evidentisima que fue construido en el mismo lugar en que se encontró. Tenemos recogidas para evidenciarlo algunas piedrezuelas enteramente identicas á las empleadas en este monumento.
Sobre el buey se ven una linea de hierográmatas interrumpidos por la fractura del marmol, en los qué observamos una semejanza muy marcada en algunas de las letras del alfabeto celtibero. En otro pequeño fracmento muy parecido al anterior se ven asi mismo parte de unos caracteres con la misma circunstancia, y da fundadas sospechas para creer, que los primeros inventores de la escritura en la Peninsula fueron los egipcios, y no los fenicios como generalmente se cree, que solo perfeccionaron la civilizacion íbera.

Fracmento Numº. 13.

Por fin llegamos al ultimo fracmento adquirido, y tal vez el mas interesante de cuantos hemos descrito, porque á un tiempo comprueba lo que tenemos consignado en la relacion precedente, y nos autoriza á congeturar que su espacio contenia una mómia ó cadáver perteneciente, sin que podamos dudarlo, á algun gefe ó caudillo de aquella gente; un Hércules de aquellos remotos tiempos. Esta pieza de marmol blanco, como todo el monumento, es perfecta-


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 22-23]

Páginas 22 y 23 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

contacto entre estas dos naciones, y manifiesta palpablemente que todos los pueblos primitivos tienen un origen comun, y que las costumbres de estos pueblos en su principio eran muy análogas porque aun distaban poco de su origen, hasta que influyera en su carácter, color y costumbres la accion del clima en donde vivieran. Estas observaciones son de mucha importancia para el estudio de este y otros monumentos de epocas desconocidas.

Fracmentos pertenecientes al fondo.

Fracmento Numº. 11.

Este trozo está entero, grabado en una sola faz, tiene 18 ½ pulgadas de largo, que forma el tipo del ancho del sepulcro, igual ancho que demuestra el fracmento numº. 7, suponiendo que el cocodrilo forma centro en el dibujo, y pertenecería sin duda á la parte inferior como indicaremos en el fracmento siguiente. El centro y la mayor parte de la pieza lo ocupan dos lineas de hierográmatas ó caracteres sagrados en perfecta conservacion, y en los dos estremos hay figuras. Las de la derecha consisten en un pastor con su rebaño: Al parecer consulta el curso de la luna y astros dibujados en lo alto. A la izquierda hay una torre cuadrangular y parte de una muralla defendida por gente que arroja saetas a unos hombres desnudos que hay al pie de ella, y la atacan á pedradas. La torre y muro está compuesto de grandes pedruscos que guardan mucha analogía con las murallas primitivas, llamadas ciclopeas, que rodean esta ciudad, y forman la base de la actual fortificacion. Es tal su semejanza, que nos parece ver retratada en el marmol la torre conocida por “la del arzobispo” y el muro que le sigue, con la puerta primitiva, cerrada en el dibujo con dos peñas, distinguiendose muy bien las jambas y el dintel, asi como en aquellas, compuesto de un solo peñon.
Omitimos por de pronto hacer comentarios sobre ella, aplazandolo para el fracmento numero 13, en que volveremos á encontrarla.

Fracmento Numº. 12.

Este trozo nos evidencia, que si los egipcios no


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 20-21]

Páginas 20 y 21 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

la ciencia de la navegacion. Ciertamente debia llamar la atencion de los primeros navegantes y de los habitantes de las costas africanas la emigracion periódica de las aves, constante siempre, en el mismo curso, en busca de un pais templado; y ¿no podria deducirse de esta circunstancia, al parecer trivial, el descubrimiento de una de las causas de la poblacion de la península? ¿No podian, como tenemos dicho, llamarles la atencion estos viajes anuales atravesando el mar? Naturalmente debian reflexionar que estas aves, abandonando su pais natal en busca de otros climas, hallarian sin la menor duda su ventaja en ello; y este viaje ademas no podia ser muy dilatado supuesto que lo efectuaban sin tomar descanso, y dirian, sigámoslas; y hé aquí en nuestro concepto el descubrimiento de los paises meridionales, y el objeto que se propusieron demostrar en este fracmento. Este espiritu de observacion no lo concedieramos seguramente á unos salvages como los de la Groenlandia, Zeelandia, cetera, embrutecidos por la miseria y el rigor del clima, que forman por decirlo asi un escalon degradante entre el hombre y el bruto, la inteligencia y el instinto; pero deja de ser una hipotesis en una nacion como los egipcios que habian llegado á un grado eminente de civilizacion y cultura, como es generalmente sabido. En nuéstros dias vemos un ejemplo de ello en el descubrimiento del nuevo mundo: Los españoles dirigidos por Colon, se animaron repentinamente á la vista de unas ramas verdes de arbol que fluctuaban sobre el agua, y de las aves terrestres que anunciaron la proximidad de la costa. Sin embargo, al llegar los egipcios á España, ya otro pueblo se les habia anticipado como luego veremos, á despecho de los estranjeros, que envidiosos de nuestras glorias, quieren negarnos nuestra primitiva poblacion, esforzandose en probar que los egipcios ignoraron la navegacion, mas este resto coetáneo les da un solemne mentís.
Observase ademas otra circunstancia: Los remeros van desnudos de medio cuerpo, cabalgando en la orla del barco ó piragua, del mismo modo que lo practican actualmente algunas naciones de la india; lo que manifiesta, como va dicho, muchos puntos de


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 18-19]

Páginas 18 y 19 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

aludiendo al clima y feracidad de nuestro país, el mas fertil de Europa. La codicia de los presidarios que lo encontraron, inutilizó en parte este interesante trozo, arrancando las manzanas de oro, que posteriormente hemos averiguado vendieron, pero se conservan las cavidades que las contenian.
En el reverso observamos otro pasaje relativo á nuestro país. Vemos á Pan, ó Spahan vestido de pieles tocando la zampoña, á cuyo son baila una cabra. Enfrente de él está Baco, al parecer vendimiando, vestido de pámpanos y colocando las uvas en una cesta que tiene al lado. Fueron en todos tiempos tan célebres los vinos de nuestro país, y tantas las alabanzas que de ellos hacen los historiadores antiguos, que omitimos hablar de ello en obsequio de la brevedad. Añadiremos no obstante, que muchos creen ver en Baco de la fábula, á Noé, que vino á visitar y enseñar el cultivo de la vid a Pan ó Tubal su nieto.

Fracmento Nº. 10.

En el anverso y linea superior se observa un sacerdote conduciendo con una guirnalda á un buey muy adornado de cintas y flores.
Debajo de esta se ve á un pueblo emigrando, ó tal vez cautivo. Llevan consigo los equipages y utensilios, seguidos de un esclavo agobiado bajo el peso de un gran fardo.
En el reverso vuelve á aparecer otro personage muy parecido ál de los fracmentos nums 5, 7, y 8, luchando con un leon. En el suelo se ve un cachorro muerto, que al parecer ha dado motivo á la lucha. ¿Será tal vez otro de los trabajos de Hércules con el leon líbico? La congetura no parece del todo infundada.
La fila inferior de figuras la ocupa parte de una nave ó piragua de una gran longitud, con una vela cuadrada: Va tripulada de gente con traje egipcio, siguiendo el curso de las golondrinas; ingenioso modo de demostrarnos la venida de esta gente de Oriente á Occidente. Antes del descubrimiento de la brujula, el curso del sol, estrellas y aves era lo que constituía toda


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 16-17]

Páginas 16 y 17 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

á esta victoria viendose decapitados los tres hermanos, y sus cabezas con los príapos en la boca, son llevadas por tres guerreros vestidos de pieles.
Esta cara no tiene cenefa, pero se observa á su izquierda otro clavo de cobre, y la señal de union entre esta y la pieza que formaba el costado izquierdo.

Fracmento Nº. 8.

Anverso. Para tener propicio al Nilo en determinados dias los egipcios le ofrecian sacrificios, no vacilando las madres en entregar á sus propios hijos en holocausto; lo qué se ve representado en este fracmento.
Reverso. En el reverso se vé á un idolo de estrañas formas entre dos piras, y á Hércules ofreciendo sobre una de ellas en sacrificio una cabeza de ciervo: ¿Querrá tal vez aludir á la cierva de los cuernos de oro, otro de los trabajos de este héroe? Aunque no completo se distingue muy bien la piel de leon como en los fracmentos anteriores.

Fracmento Numº. 9.

Tiene tanta relacion el asunto de este fracmento con la historia de España primitiva, que no podemos desentendernos de intentar su esplicación.
En el anverso se ve la paródia del jardin de las Esperides, Egle, Aretusa y Hesperatusa, unidas en un solo tronco; para indicarnos sin duda su conformidad de genios y costumbres llevan en las manos instrumentos de labranza, y de sus pechos mana leche que fecundiza el jardin. En el centro de este, rodeado de espigas, se ve el celebre árbol que producía las manzanas de oro, y á la izquierda de las tres hermanas el vigilante monstruo que lo guardaba. La fiera tiene tres cabezas, una de gallo indicando la vigilancia, otra de perro, que es el símbolo de la fidelidad, y el de la fuerza en la de leon. Lastimosamente falta la continuación del cuadro, pero se observa una punta de lanza dirigida á la fiera, que sin duda alguna pertenecería á Hercules. Nos abstenemos de comentar su contenido, pues es bien manifiesta la idea que encierra la fabula,


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 14-15]

Páginas 14 y 15 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

de ser estudiado.

Fracmentos pertenecientes á los
costados.

Fracmento Nº. 7.

Anverso, ó exterior. La historia primitiva egipcia supone que Tifon, hermano de Osíris, aprovechando la coyuntura de hallarse ausente Oron Hercules, hijo del segundo con todo el ejercito, lo asesinó, y fue convertido en buey segun tenemos dicho. Regresando entonces Hércules vengó á su padre matando á su tio, que echó al Nilo y fue convertido en cocodrilo. Es la primera fila de figuras vemos una adoracion á este Tifon simbolizando al Nilo; y en la linea inferior el simulacro de una pesca sagrada.
Orla este y los demas fracmentos en el esterior una franja ó cenefa muy sencilla. Esta pieza, que pertenecia á los pies, está fracturada poco mas de la mitad, y el cocodrilo formaba el centro. Se observan en el canto superior de ella dos clavos de cobre sumamente oxidados, que coinciden exactamente con dos agujeros que tiene debajo la pieza nº. 1, como queda dicho.

Reverso, ó interior. La línea superior de figuras representa un combate entre guerreros blancos y gente de color. La primera; que forma la principal figura, va cubierta con una piel de leon. Este mismo personaje está, como hemos visto, y veremos mas adelante, representado en varios otros fracmentos, y nos dá vehementes indicios para suponer que este sarcófago fue construido para recibir sus despojos.
La piel de leon, que constantemente ha sido emblema ó distintivo de Hércules que la llevaba como un trofeo de su combate y victoria con el leon libico; la coincidencia de los hechos representados en estos fracmentos con la historia de este héroe, y la relación de ellos con la historia primitiva de España, hasta cierto punto nos autoriza á interpretarlos. Creemos, pues, que este pasage puede representar la batalla ó combate de Hercules con los Geriones, hijos de Gerion, de origen africano; y la linea inferior de figuras, el triunfo subsecuente


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 12-13]

Páginas 12 y 13 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

jas, simbolo de la dulzura. Dentro del espiral hay varios signos, al parecer zodiacales para indicar sin duda los nueve meses del embarazo; y el fuego con alas que se ve debajo, será tal vez el emblema del fuego de la sensualidad. Para hacer mas demonstrativo el cuadro de la primera generacion, se ven dos palmeras de distinto sexo; y bien sabido que jamas fructifican sin recibir mutuamente sus emanaciones; que en esta hay ademas el contacto fisico por el cruzamiento de sus palmas.
Creemos ver asi mismo el buen y mal genio en figura de serpientes, á imitacion de la que nos habla el Génesis. La representacion del buen genio en figura de serpiente con cabeza humana, parece que tuvo su origen en Egipto, y conocido posteriormente por Agato-demone. Coronando por fin la parte superior del cuadro un fracmento de Zodíaco y parte de un arco compuesto de estrellas con el sol en el centro vivificando con sus rayos al Universo, y los recibe á su vez de la divinidad demostrada en el trozo siguiente que vamos á describir.
Tres triángulos reunidos por su base en forma de pentágono sin principio ni fin es el único objeto de este cuadro. En el centro de cada uno de los espacios que dejan el cruzamiento de los triángulos, hay otros tantos ojos, emblema de la eterna sabiduría. En los vértices de los cinco ángulos hay cinco brazos derechos adornados con alas, para manifestarnos sin duda la omnipotencia divina, y la celeridad ejecutiva de su voluntad. Entre uno y otro, rayos y centellas; atributo, que en todas épocas y religiones ha acompañado á la divinidad superior. En el espacio inferior hay unos rayos de luz que sin duda tenian relacion con el sol del fracmento anterior. Finalmente, varias estrellas diseminadas nos indican el empireo, lugar que siempre ha sido considerado como la mansión del Ser supremo. Sensible es que no se haya encontrado la continuacion de estos fracmentos, pues nos hubiesen demostrado tal vez algun otro pasage de la escritura, anterior al Pentateuco. De todos modos creemos que es un original é interesante fracmento, digno


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 10-11]

Páginas 10 y 11 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

cola, que constantemente simboliza lo propio. El buho, murciélago, y estrellas manifiestan la noche que sigue á la muerte, y que con su denso velo cubre á los ojos de los mortales los hechos subsiguientes á ella. Está asi mismo orillada por la cenefa de hierogramatas.

Fracmento Nº. 5.

Creemos ver en este fracmento la representacion del Hércules egipcio en la accion de separar segun la mitologia egipcia, los dos continentes de Europa y Africa, abriendo la comunicacion del Océano con el Mediterráneo, separados antíguamente por un istmo.
El héroe va cubierto con la piel de leon, y tiene el pie derecho apoyado sobre la cabeza de un hombre negro echado de espaldas, y el siniestro sobre la de un hombre blanco en la misma posicion. Entre las dos cabezas, que estan algo separadas, y las piernas abiertas de Hercules, se observa una impetuosa corriente de agua. Encima del hombre blanco se ve parte de una vid para indicar seguramente los frutos europeos; y sobre del negro asoma una palmera y media serpiente, cuya continuacion no permite ver la falta de piedra, pero que indicará probablemente las producciones africanas. Hercules lleva en la mano derecha un peñon, y aunque le falta parte de la izquierda, colegimos que llevaria otro para indicar sin duda las columnas de Hercules representados en los peñascos Abila y Caspe.

Fracmento Nº. 6.

Parece que en la época de la construccion de este monumento los egipcios conservaban aun algunas ideas de la primera generacion, y esto, como luego diremos, hace remontar este sepulcro á los tiempos de la primera poblacion egipcia.
Vemos en este resto delicadamente demostrado dicho pensamiento. Adan y Eva estan frente uno de otro; el primer feto en figura de espiral tiene origen en el hombre que lo une á Eva; y esta á su vez lo alimenta con la leche de sus pechos. Para significar la dulzura de la palabra, tan espresiva en estas ocasiones, salen de la boca de Adan, introduciendose en la de Eva, una linea de abe-


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 08-09]

Páginas 8 y 9 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Fracmento Nº. 3.

El Egipto fue la cuna de la mitología, de las ciencias y de las artes. Los griegos en su constante afan de apropiarse los descubrimientos de las demas naciones, adoptaron esta misma mitología desfigurandola con fábulas inverosímiles y obscenas, distraendo así el objeto noble que se propusieran sus verdaderos inventores, cual era unir la religion con la agricultura su principal recurso. En el Apis vemos adorado el buey, constante compañero en las fatigas del labrador. El Nilo que fecundizaba sus campos, era simbolizado por el cocodrilo. En Isis (la Ceres de los griegos y romanos) la ferocidad, el ave Ibis, que destruía las larvas, insectos y reptiles dañosos; y en fin otras deidades que ofrecian beneficios á la humanidad. Este fracmento nos representa con todos los atributos, que la acompañaban, á Isis, coronada con la flor de loto, el caduceo y las espigas. La abundancia y fertilidad demostrada en los muchos pechos, y su constante compañera el Ibis, confirma esta fundada opinion. Al parecer está dentro de un templo que guarda mucha analogía con las pagodas actuales de la India.

Fracmento Nº. 4.

Los egipcios tenian una idea imperfecta de los premios y castigos reservados á la otra vida. Suponían que las almas despues de la muerte debian ser conducidas a la eternidad por un barquero, el cual exigia por este trabajo una moneda, y los que no la llevaban estaban condenados á divagar como sombras entre los vivientes. Para evitarlo tenian gran cuidado de poner en la boca de los difuntos un óbolo, y esto seguramente dio objeto para la fábula de Caronte y la Laguna estigia. Este fracmento nos da una idea del modo ingenioso con que sabían los Egipcios expresar á la posteridad sus pensamientos. La cabeza de elefante que lleva este nuevo Caronte es el emblema de la eternidad: Así era demostrado por los antiguos, porque el elefante es el animal terrestre de mas longevidad. Ademas lleva en la mano la serpiente mordiendose la


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 06-07]

Páginas 6 y 7 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

llenas las cavidades con un betun negro aplomado en estremo duro y brillante, que produce el mas bello efecto, y contrasta con la blancura del fondo general. Las carnes y otros colores han penetrado hasta una y dos lineas el marmol. La tapa y fondo solo estaban decorados por un lado, los costados por ambas partes, que forman anverso y reverso. Seguiremos en la descripcion el mismo orden con que los hemos dividido.

Fracmentos pertenecientes á la tapa

Nº. 1º.

Este fue el primer trozo que adquirimos el domingo 17 de Marzo de 1850. La cenefa que lo adorna por los costados ú orillas indica que era un ángulo de la losa: Dos agugeros que se observan en su parte inferior, y que coinciden exactamente con los dos clavos del fracmento numero 7, confirman lo mismo. Esta cenefa está compuesta de unos cuadros, dentro de los cuales hay vários hierográmatas, y la misma se reproduce en otros trozos; induciendo á creer que esta orla orillaba toda la losa.
En el centro se ve un buey con tres figuras en su vientre; una de ellas nos parece demostrar á Osíris; y la culebra que lleva en la mano y forma el ojo del animal, la union intima de estos dos individuos, ó la metamórfosis, que segun la mitología egipcia acaeció á este principe tan querido despues de su trágica muerte, convirtiendose en buey, conocido posteriormente y adornado bajo esta forma con el nombre de Apis.

Fracmento Nº. 2.

En este trozo se ve á una deidad desconocida; en la cabeza, sostenida con las dos manos, lleva una tabla y sobre ella tres aves y tres triangulos; en su costado y debajo de ella se observan varios geroglificos. Está como el de numero 1, orillado en la cenefa de hierográmatas. Algunos creen reconocer en ella a la diosa Natura.