Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

A continuación os adjunto una necrología de Buenaventura Hernández y Sanahuja escrita por Eduardo Saavedra el 9 de Noviembre de 1894. Extraído de la página web Cervantes Virtual.

Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

Eduardo Saavedra

I

Ninguna ciudad de España aventajó á Tarragona en el número, antigüedad é importancia de sus monumentos. La maza y la tea de irritadas soldadescas, el furor de turbas desatentadas, la súbita trepidación del terreno, la terrible explosión de la pólvora encerrada en almacenes ó en hornillos, han ido arrojando al suelo durante siglos y siglos el alto muro, la soberbia arcada, la airosa columna, la elegante estatua; cada vez que la ciudad renacía de sus cenizas, los ya inservibles edificios de otras edades brindaban al industrioso poblador con materiales preparados para las nuevas construcciones, y con todo, tantas y tan repetidas causas de destrucción no han sido bastantes para borrar esos vestigios de lo pasado, que imponen el asombro en el ánimo menos prevenido y en el menos cultivado entendimiento. Así fué que antes de mediar el siglo XVI, Juan Armengol, tarraconense, tomaba de los originales y enviaba á D. Antonio Agustín, residente á la sazón en Roma, una buena colección de inscripciones latinas, perdidas ya muchas de ellas, y los restos del circo, del anfiteatro, del pretorio, del acueducto y del recinto fortificado, sugirieron al letrado y caballero Micer Luís Pons de Icart la composición del Libro de las grandezas y cosas memorables de la ciudad de Tarragona, impreso en Lérida en 1572. Pero en aquel tiempo y aun mucho después, la admiración y el encomio satisfacían por completo las modestas ambiciones de los eruditos, y puede decirse, que no obstante las estimables tareas á que varias personas doctas se dedicaron desde mediados del pasado siglo, poco ó nada se iba adelantando en punto á la historia de la capital de la España Citerior. Para rehacer su grandiosa figura fué preciso que las apremiantes necesidades de la vida moderna levantaran con el azadón y el barreno las espesas capas del polvo bajo que yacían los despedazados testimonios del esplendor antiguo. Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 28

Página 28 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja” – Extracto del Boletín Arqueológico. Año LXVI. 1966. Página 224

Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja“: este es el título del artículo escrito por Carlos Babot Boixeda en el Boletín Arqueológico, Año LXVI, 1966 de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense. Continuamos con la página 224, que en realidad es la octava del artículo.

Carlos-Babot-Boixeda---224

Continuar leyendo…


Plano de la acrópolis primitiva de Tarragona

Plano de la acrópolis primitiva de Tarragona perteneciente (según la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes) al informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(2).

Plano-de-la-acropolis-primitiva-de-Tarragona

La transcripción de las anotaciones en el plano es la siguiente:

Explicación
—– Muro ciclopeo existente
+++++ Restauración segun Pons de Icart
A. Fuente natural
B. Silos primitivos
C. Puertas ciclopeas
D. Pozo primitivo abierto en roca viva
E. Excavaciones de 1853 en los terrenos de D. J. Fernández y cloaca
F. Cantera del puerto
G. Antigua puerta de Sagunto que cita POns de Icart
H. Antigua desembocadura del Subi, Yulcis o Francolí
I. Escollera y puerto romano
J. Puerta de entrada al circo
K. Lugar que ocupa la puerta del carro que cita D. Miguel Cortés
L. Castillo de Pilatos
LL. Puerta del Socorro y torreon de San Magin
M. Baluarte de Carlos V
N. Lugar donde corresponde la puerta de S. Francisco
O. Baluarte de S. Pablo
P. Colina del fuerte real
Q. Punto de arranque del muelle nuevo
R. Mirador
S. Baluarte de S. Antonio
T. Lugar en donde estaba el Anfiteatro
U. Sepulcro antiguo en 1854
V.V. y X. Palacio y templo de Augusto
Y. Puerta de S. Antonio

Explicación

—– Muro ciclopeo existente

+++++ Restauración segun Pons de Icart

A. Fuente natural

B. Silos primitivos

C. Puertas ciclopeas

D. Pozo primitivo abierto en roca viva

E. Excavaciones de 1853 en los terrenos de D. J. Fernández y cloaca

F. Cantera del puerto

G. Antigua puerta de Sagunto que cita Pons de Icart

H. Antigua desembocadura del Subi, Tulcis o Francolí

I. Escollera y puerto romano

J. Puerta de entrada al circo

K. Lugar que ocupa la puerta del carro que cita D. Miguel Cortés

L. Castillo de Pilatos

LL. Puerta del Socorro y torreon de San Magin

M. Baluarte de Carlos V

N. Lugar donde corresponde la puerta de S. Francisco

O. Baluarte de S. Pablo

P. Colina del fuerte real

Q. Punto de arranque del muelle nuevo

R. Mirador

S. Baluarte de S. Antonio

T. Lugar en donde estaba el Anfiteatro

U. Sepulcro antiguo en 1854

V.V. y X. Palacio y templo de Augusto

Y. Puerta de S. Antonio

No me cuadra la fecha de realización de este plano, que fechan en 1851. Pienso que dan esta fecha por ser la misma que la del informe, pero si uno observa el plano, puede ver escritas fechas de 1853 o 1854. No creo que Buenaventura Hernández Sanahuja pudiera leer el futuro.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 78-79]

Páginas 78 y 79 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Nota N. 6. Pag. 32

Los muros ciclopeos de Tarragona, que como tenemos dicho forman la base de la actual fortificacion, están compuestos de enormes peñas colocadas sin mas regla arquitectonica que el plomo y el cordel, descansando inmediatamente sobre la roca. En ninguno de estos peñascos se observa la menor señal de herramienta que indique haber sido arrancadas por el arte, sino piedras que encontradas en la superficie de la tierra, fueron acarreadas alli a fuerza de brazos. Generalmente varia su elevacion de seis a diez pies del nivel del suelo, y encima de esta tosca obra está asentada la muralla romana: sin embargo, tres fracmentos se conservan en el mismo estado que la dejaron sus constructores, y forman el tipo de la elevacion y figura que esta tenia cuando entera, que es once varas, y los pedruscos van gradualmente disminuyendo su tamaño a proporcion que se eleva la muralla.
Su perímetro, suponiendo que en la actualidad solo rodea las tres cuartas partes de la ciudad alta, es de 1850 varas. Antiguamente segun Micer Pons de Icart, llegaba hasta la desembocadura del rio Thulcis o Francoli que tanta celebridad tenian sus aguas en tiempo de los romanos para el blanqueo de los linos (el río Subis, Tulcis o Francoli desemboca en el mar a corta distancia de los muros de Tarragona. El Sr. Romey lo coloca equivocadamente en los Ausetanos, y lo hace afluente (confluente dirá) del Rubricatus o Llobregat, del que se halla separado 13 leguas en su menor distancia. El Francoli nace y fine en la Cosetania y Plinio hablando de el dice “…regio Cosetania flumen subi Colonia Tarraco.” Segun Ptolomeo la region de los Ausetanos en donde Romey coloca el Francoli compreendia parte del provincia de Gerona. Entre los Ausetanos y Cosetanos se interponian los Iacetanos, los Castellanos y los Laletanos. Mela dice “…Tulcis eam modicus amnis subit: ingens Hiberus Dertosam attingit.”) é incluia dentro de su circuito, el espacio que ocupa la moderna poblacion del puerto; pero en el dia no quedan mas que leves vestigios. Aun se conservan seis puertas ó entradas compuestas cada una de seis pedazos de peñas que forman las jambas y una de larga encima que sirve de lintél, identica al dibujo de los fracmentos Nos 11 y 13. Protegen a tres de las dichas puertas otras tantas torres cuadradas de la misma construccion; y las otras tres habrán desaparecido en alguno de los muchos trastornos que ha sufrido esta antiquisima ciudad. La forma irregular de estas salidas no permite suponer que fuesen cerradas con puertas de madera ó piedra labrada como las de la acrópolis de Tirinto, sino con otras piedras atracadas a ellas como se observa en el indicado dibujo.
La grandeza de esta inmensa muralla cuando completa, pone de manifiesto la multitud de gente que debia estar ocupada en su construccion, y la fuerza material que debian emplear para transportar aquellas moles: la rudeza de la obra indica la precipitacion con que fue edificada; y las torres en los ángulos con las puertas inmediatas a ellas, un principio militar, o tal imitacion de alguna otra que les sirviera de modelo, que supuesta su remotisima antigüedad anterior sin la menos duda a cuantas existen de su clase en España, Italia y Grecia hace suponer seria de Egipto. Hasta el presente ha sido esta muralla objeto de mil investigaciones para descubrir sus verdaderos fundadores, que los dibujos del monumento nos demuestran ser egipcios.
Los estrechos límites de una nota no permite estendernos en una detallada descripcion, pero en su construccion vemos mucha analogia con otras obras Pelasgicas de Italia y Grecia, robusteciendo la opinión que tenemos formada del origen comun de los pueblos del Mediterraneo.
Romey sobre este punto dice “En el tiempo en que se asoma la existencia de Cadmo y Danao (1482 años antes de J.C.) que fueron los primeros que se encargaron de introducir en la Grecia las luces y las artes del Egipto y la Fenicia, el pueblo habitaba el Peloponeso, el Atica y la Beocia, probablemente del mismo linaje que los demas habitantes del Occidente hasta el estremo de España era aun de los mas barbaros y cerriles…” (Vease la nota N. 14.)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 56-57]

Páginas 56 y 57 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

tar á uno sobre una barca por creer, que no era propio de los dioses el andar sobre la tierra; y en el mismo Egipto tuvo origen la fabula de la barca de Caronte que formaba parte de su religion. (fracmento nº. 4.)
Ademas, el enlace que existe entre la historia antigua; la mitologia y las crónicas de todos los pueblos del Mediterráneo, da motivos suficientes para creer que algo de verdad existiria en estas fabulas. La tradicion supone, que la isla de Creta fue poblada por los Egipcios: En Norva, Cortona y Volterra en el Lacio y Etruria se encuentran ruinas de construccion ciclopea; las mismas se observan en Arpino, Segui y Alatri en Italia: En la Giganteya de la isla de Gozo en Malta: Los Nuraguas en Cerdeña; y los Talayots en las Baleares se ve igual fisonomia; y en especial en los muros de Acropolis de Tirinto en la Argolia es en donde se ve el caracter titanico de la edad heroica, y en todos poco mas o menos, conservan iguales tradiciones; siempre figura como el héroe principal un Hercules.
Los griegos en su constante afan de apropiarselo todo hicieron suyo este Hercules, trasladando la mayor parte de sus hazañas en el Peloponeso. En la antigua Tirinto, hoy Nauplia, cerca de Argos, suponen que se crió. Alli trajo los bueyes robados en España á Gerion. En la selva Nemea si hemos de darles credito, mató el leon; y finalmente, á ellos debemos esta confusion historica embrollada en tantas fabulas; pero es preciso confesar, que á estas mismas fabulas debemos sin duda la conservacion de la historia primitiva, que de otro modo estaria sumida en la negra obscuridad de lo pasado.
Concretandonos á España, los antiguos geografos la apellidaban Hesperia, país de poniente por su situacion geografica al Este con respecto á Egipto, y esta denominacion tal vez originó la fabula del jardin de las Hespérides hijas de Hespero, uno de nuestros reyes fabulosos, y las manzanas de oro robadas por Hercules. (fragmento numº. 9.)
Las célebres columnas de Hercules y su templo en Gades, las murallas herculeas de Tarragona, los sepulcros labrados en roca viva