“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 04

Página 04 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 56-57]

Páginas 56 y 57 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

tar á uno sobre una barca por creer, que no era propio de los dioses el andar sobre la tierra; y en el mismo Egipto tuvo origen la fabula de la barca de Caronte que formaba parte de su religion. (fracmento nº. 4.)
Ademas, el enlace que existe entre la historia antigua; la mitologia y las crónicas de todos los pueblos del Mediterráneo, da motivos suficientes para creer que algo de verdad existiria en estas fabulas. La tradicion supone, que la isla de Creta fue poblada por los Egipcios: En Norva, Cortona y Volterra en el Lacio y Etruria se encuentran ruinas de construccion ciclopea; las mismas se observan en Arpino, Segui y Alatri en Italia: En la Giganteya de la isla de Gozo en Malta: Los Nuraguas en Cerdeña; y los Talayots en las Baleares se ve igual fisonomia; y en especial en los muros de Acropolis de Tirinto en la Argolia es en donde se ve el caracter titanico de la edad heroica, y en todos poco mas o menos, conservan iguales tradiciones; siempre figura como el héroe principal un Hercules.
Los griegos en su constante afan de apropiarselo todo hicieron suyo este Hercules, trasladando la mayor parte de sus hazañas en el Peloponeso. En la antigua Tirinto, hoy Nauplia, cerca de Argos, suponen que se crió. Alli trajo los bueyes robados en España á Gerion. En la selva Nemea si hemos de darles credito, mató el leon; y finalmente, á ellos debemos esta confusion historica embrollada en tantas fabulas; pero es preciso confesar, que á estas mismas fabulas debemos sin duda la conservacion de la historia primitiva, que de otro modo estaria sumida en la negra obscuridad de lo pasado.
Concretandonos á España, los antiguos geografos la apellidaban Hesperia, país de poniente por su situacion geografica al Este con respecto á Egipto, y esta denominacion tal vez originó la fabula del jardin de las Hespérides hijas de Hespero, uno de nuestros reyes fabulosos, y las manzanas de oro robadas por Hercules. (fragmento numº. 9.)
Las célebres columnas de Hercules y su templo en Gades, las murallas herculeas de Tarragona, los sepulcros labrados en roca viva


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 32-33]

Páginas 32 y 33 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Al mediodia de la ciudad, entre esta y el mar, existe una colina que al parecer estuvo habitada desde la primera poblacion de Tarragona, y comprehendida antiguamente dentro de los primitivos muros cíclopes, según Pons de Ycart. (6) Para el desmonte de esta colina estan empleados continuamente de quinientos á seis cientos presidarios; las peñas arrancadas por el impulso de los barrenos, y conducidas por los primeros, han servido y sirven para construccion del muelle actual. Esta pequeña loma, que se eleva ciento y dos pies sobre el nivel del mar, estuvo, repetimos habitada por los egipcios, indígenas, y ultimamente por los romanos, que la destinaron para ciudad patricia, dando manifiestas pruebas de ello la multitud de medallas e ídolos de bronce, vasos cinerarios y lacrimatorios, lámparas y otros utiles domésticos, y mas que todo ricos pavimentos y mosaicos, baños y ruinas de edificios de construccion romana que se encuentran diariamente. Cubre esta colina una capa de tierra mas ó menos espesa, que trasladan á otra parte una seccion del mismo presidio destinada á excavaciones, y el objeto de ellas es dejar la roca practicable á los barrenos, limpia de tierra.
El reglamento de las obras del puerto señalan los trabajos diarios de cada seccion, y finidos estos ó se retiran al baño, ó continúan trabajando, abonandoles este exeso pecuniariamente, lo que motiva que con la precipitacion destruyen sin miramiento alguno restos antiguos preciosisimos, contribuyendo no poco á ello la orden terminante de entregar á la Dirección de la obra todo cuanto encuentren sin darles por ello gratificacion alguna. Como es consecuente, procuran utilizarse de las medallas y otros pequeños objetos de metal que pueden facilmente guardar y vender con cautela á los aficionados, destruyendo por despecho lo que no es facil de ocultar á la vigilancia de los encargados de la Obra.
La primera noticia que tuvimos del hallazgo fue acompañada del fracmento numº 1. sorprendiendonos en estremo la vista de un resto egipcio en Tarragona. (7) Aunque estabamos fluctuando entre la disidencia de los criticos modernos, que niegan absolutamen-


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 20-21]

Páginas 20 y 21 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

la ciencia de la navegacion. Ciertamente debia llamar la atencion de los primeros navegantes y de los habitantes de las costas africanas la emigracion periódica de las aves, constante siempre, en el mismo curso, en busca de un pais templado; y ¿no podria deducirse de esta circunstancia, al parecer trivial, el descubrimiento de una de las causas de la poblacion de la península? ¿No podian, como tenemos dicho, llamarles la atencion estos viajes anuales atravesando el mar? Naturalmente debian reflexionar que estas aves, abandonando su pais natal en busca de otros climas, hallarian sin la menor duda su ventaja en ello; y este viaje ademas no podia ser muy dilatado supuesto que lo efectuaban sin tomar descanso, y dirian, sigámoslas; y hé aquí en nuestro concepto el descubrimiento de los paises meridionales, y el objeto que se propusieron demostrar en este fracmento. Este espiritu de observacion no lo concedieramos seguramente á unos salvages como los de la Groenlandia, Zeelandia, cetera, embrutecidos por la miseria y el rigor del clima, que forman por decirlo asi un escalon degradante entre el hombre y el bruto, la inteligencia y el instinto; pero deja de ser una hipotesis en una nacion como los egipcios que habian llegado á un grado eminente de civilizacion y cultura, como es generalmente sabido. En nuéstros dias vemos un ejemplo de ello en el descubrimiento del nuevo mundo: Los españoles dirigidos por Colon, se animaron repentinamente á la vista de unas ramas verdes de arbol que fluctuaban sobre el agua, y de las aves terrestres que anunciaron la proximidad de la costa. Sin embargo, al llegar los egipcios á España, ya otro pueblo se les habia anticipado como luego veremos, á despecho de los estranjeros, que envidiosos de nuestras glorias, quieren negarnos nuestra primitiva poblacion, esforzandose en probar que los egipcios ignoraron la navegacion, mas este resto coetáneo les da un solemne mentís.
Observase ademas otra circunstancia: Los remeros van desnudos de medio cuerpo, cabalgando en la orla del barco ó piragua, del mismo modo que lo practican actualmente algunas naciones de la india; lo que manifiesta, como va dicho, muchos puntos de


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 10-11]

Páginas 10 y 11 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

cola, que constantemente simboliza lo propio. El buho, murciélago, y estrellas manifiestan la noche que sigue á la muerte, y que con su denso velo cubre á los ojos de los mortales los hechos subsiguientes á ella. Está asi mismo orillada por la cenefa de hierogramatas.

Fracmento Nº. 5.

Creemos ver en este fracmento la representacion del Hércules egipcio en la accion de separar segun la mitologia egipcia, los dos continentes de Europa y Africa, abriendo la comunicacion del Océano con el Mediterráneo, separados antíguamente por un istmo.
El héroe va cubierto con la piel de leon, y tiene el pie derecho apoyado sobre la cabeza de un hombre negro echado de espaldas, y el siniestro sobre la de un hombre blanco en la misma posicion. Entre las dos cabezas, que estan algo separadas, y las piernas abiertas de Hercules, se observa una impetuosa corriente de agua. Encima del hombre blanco se ve parte de una vid para indicar seguramente los frutos europeos; y sobre del negro asoma una palmera y media serpiente, cuya continuacion no permite ver la falta de piedra, pero que indicará probablemente las producciones africanas. Hercules lleva en la mano derecha un peñon, y aunque le falta parte de la izquierda, colegimos que llevaria otro para indicar sin duda las columnas de Hercules representados en los peñascos Abila y Caspe.

Fracmento Nº. 6.

Parece que en la época de la construccion de este monumento los egipcios conservaban aun algunas ideas de la primera generacion, y esto, como luego diremos, hace remontar este sepulcro á los tiempos de la primera poblacion egipcia.
Vemos en este resto delicadamente demostrado dicho pensamiento. Adan y Eva estan frente uno de otro; el primer feto en figura de espiral tiene origen en el hombre que lo une á Eva; y esta á su vez lo alimenta con la leche de sus pechos. Para significar la dulzura de la palabra, tan espresiva en estas ocasiones, salen de la boca de Adan, introduciendose en la de Eva, una linea de abe-