“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 08

Página 08 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 05

Página 05 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 28-29]

Páginas 28 y 29 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

momia en su vientre, el centro comun de la especie humana, los rayos emanados de él, el impulso escéntrico de la primera poblacion, y finalmente los fantasmas y murcielagos, la oscuridad emblematicamente de la tierra antes de ser poblada. Estas conjeturas, que no pasan de tales, son hasta cierto punto confirmadas por las figuras que forman, por decirlo así, el marco de este cuadro; y aunque al parecer sus pasages son inconexos, tienen en nuestro concepto intima relacion entre sí, especialmente si se considera que los hierográmatas supliran sin duda lo que falte.
En su parte superior se ve á un sacerdote sacrificando en una tosca ara sin idolo alguno, que evidentemente manifiesta la religion primitiva con la sencillez de los primeros tiempos. (3) Las antorchas llevadas por las doncellas ó sacerdotisas pueden indicar tambien los sacrificios nocturnos dirigidos á la luna, que graves historiadores suponen fue la primera y mas constante religion de nuestros primitivos pobladores. La fractura del marmol nos impide ver la confirmacion de este aserto. Al lado siniestro se ven dos piraguas tripuladas de gente armada intentando un desembarco pacifico, pero son recibidos hostilmente por los indigenas desnudos. ¿Seria este el Gerion de las antiguas crónicas, que pasando del Africa á nuestro país vino á tiranizarlo? Estas piraguas siguen al parecer una linea de atunes, y tal vez los guió á España el objeto de la pesca, tan abundante en nuestras costas meridionales. (4) Debajo de las figuras hay una linea de hierográmatas.
El cuadro inferior está dividido en dos partes por un arbol; el derecha, siguiendo el modo de escribir oriental, que sin duda tendrá relacion con los caracteres que hay debajo, se ve á Hércules robando los bueyes á Gerion. (5)
A la izquierda hay unos egipcios construyendo la muralla ciclópea, que como dijimos en el fracmento nº. 11, tiene tanta semejanza con las de Tarragona, y este monumento interesante nos evidencia cuales fueron los constructores de estas célebres murallas, objeto por tantos siglos de vanas investigaciones y encontrados pareceres. Tal vez en breve podamos in-