Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

A continuación os adjunto una necrología de Buenaventura Hernández y Sanahuja escrita por Eduardo Saavedra el 9 de Noviembre de 1894. Extraído de la página web Cervantes Virtual.

Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

Eduardo Saavedra

I

Ninguna ciudad de España aventajó á Tarragona en el número, antigüedad é importancia de sus monumentos. La maza y la tea de irritadas soldadescas, el furor de turbas desatentadas, la súbita trepidación del terreno, la terrible explosión de la pólvora encerrada en almacenes ó en hornillos, han ido arrojando al suelo durante siglos y siglos el alto muro, la soberbia arcada, la airosa columna, la elegante estatua; cada vez que la ciudad renacía de sus cenizas, los ya inservibles edificios de otras edades brindaban al industrioso poblador con materiales preparados para las nuevas construcciones, y con todo, tantas y tan repetidas causas de destrucción no han sido bastantes para borrar esos vestigios de lo pasado, que imponen el asombro en el ánimo menos prevenido y en el menos cultivado entendimiento. Así fué que antes de mediar el siglo XVI, Juan Armengol, tarraconense, tomaba de los originales y enviaba á D. Antonio Agustín, residente á la sazón en Roma, una buena colección de inscripciones latinas, perdidas ya muchas de ellas, y los restos del circo, del anfiteatro, del pretorio, del acueducto y del recinto fortificado, sugirieron al letrado y caballero Micer Luís Pons de Icart la composición del Libro de las grandezas y cosas memorables de la ciudad de Tarragona, impreso en Lérida en 1572. Pero en aquel tiempo y aun mucho después, la admiración y el encomio satisfacían por completo las modestas ambiciones de los eruditos, y puede decirse, que no obstante las estimables tareas á que varias personas doctas se dedicaron desde mediados del pasado siglo, poco ó nada se iba adelantando en punto á la historia de la capital de la España Citerior. Para rehacer su grandiosa figura fué preciso que las apremiantes necesidades de la vida moderna levantaran con el azadón y el barreno las espesas capas del polvo bajo que yacían los despedazados testimonios del esplendor antiguo. Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 41

Página 41 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 15

Página 15 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja” – Extracto del Boletín Arqueológico. Año LXVI. 1966. Página 226

Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja“: este es el título del artículo escrito por Carlos Babot Boixeda en el Boletín Arqueológico, Año LXVI, 1966 de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense. Continuamos con la página 226, que en realidad es la décima del artículo.

Carlos-Babot-Boixeda---226

Continuar leyendo…


Buscando una solución al enigma. La esfinge

FUENTE: Iberia cuna de la humanidad

Buscando una solución al enigma. La esfinge


Buenaventura Hernández Sanahuja y el sepulcro egipcio


COMISIÓN DE ANTIGÜEDADES (José Remesal, Antonio Aguilera y Lluís Pons)


Antecedentes época y contexto del yacimiento.
(Extractado del catálogo de la Comisión de Antigüedades de la Real Academia de la Historia, Cataluña.)

En 1790 comenzaron las obras para reconstruir el puerto de Tarragona. Eran imprescindibles para poder mantener su recuperado derecho de aduana (1.761 -Esquilache-, ampliado a América y el extranjero en 1.800). Al mismo tiempo, aplicando las ideas de la Ilustración, se quería modernizar la ciudad y unir el barrio portuario (La Marina) con el núcleo urbano (Parte Alta), para ello se pretendía cambiar la disposición de las fortificaciones, de hecho para la visita de los reyes en 1802 se desmontó parte del baluarte de Carlos V y, se derribó un lienzo de la muralla creando lo que hoy es la Rambla.

Para las obras de construcción de la escollera y los muelles del puerto se utilizó como material la piedra sacada de una cantera a cielo abierto creada en la zona suroccidental de la colina sobre la que se asienta la ciudad de Tarragona. Como mano de obra se emplearon presidiarios, trabajando desde 1.800 un promedio de medio millar de los mismos.

La explotación de la cantera, en todos los sentidos, pues se empleó pólvora también, consistió en el rebaje a mano de la capa superior de tierra a cargo de los penados y el barrenado posterior de la piedra, cuando ésta quedaba a la vista. Esta sistemática puso al descubierto y destruyó paulatinamente un sector muy importante de la ciudad romana y de su suburbio, pues en época romana se debieron situar aquí las residencias extramuros de más calidad de la ciudad. Durante casi un siglo con dicha explotación se expolió de tal manera la zona que se estima que tan sólo un 10% pudo ser recuperado, la riqueza arqueológica que allí se atesoraba en su mayor parte fue a parar al fondo del mar como “relleno” del puerto. Y sin embargo, esta pobre cuota permitió crear colecciones, sobre todo con material de época romana, a muchos particulares ilustrados y, extranjeros, lo que puede darnos una idea de la inmensa riqueza existente en aquel lugar. Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 94-95]

Páginas 94 y 95 (y últimas) del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

Con estas dos últimas páginas completamos el informe con el que nos hemos dedicado tantos días.

La transcripción es la siguiente:

Antes de J.C.

Reyes de Sición

Reyes de Atenas

Primer Estado

Reyes de Argos

Primer Estado

Reyes de Lacedemonia

Primer Estado

2104 Egiale 1556 Cecrops 1856 Inachus 1411 Lelex
2052 Europs 1495 Cranus 1806 Phoroneo Miletes
2007 Telchin 1467 Anphiction 1946 Apis Eurotas
1987 Apis 1457 Erictonius 1711 Argus Lacedemon
1962 Telaxion 1437 Pandion 1641 Criases Ocbalius
1910 Egides 1397 Erecteas 1587 Phorbas Hipocoon
1876 Thurimagnes 1347 Cecrops II 1552 Triopas Tindaro
1831 Lencipes 1307 Pandion II 1506 Crotopes Menelao
1778 Messapius 1282 Egeas 1485 Stendes Orestes
1731 Perates 1234 Teseo

II Estado.

Tisameno
1685 Plemneas 1204 Mnesteo 1474 Domao

II Estado bajo dos familias Heraclides descendientes de Hércules.

1637 Ortopolis 1181 Demophonte 1424 Linceas
1574 Melanthes 1148 Oxinthes 1384 Abas
1544 Marates 1136 Aphidas 1361 Pretus
1524 Erictreas 1135 Timoetes 1342 Acrisius 1142 Euristenes
1469 Chorax 1127 Melanthes

Perseo mato a Acrisius y paso la dominacion de Argos a Micenas.

Agis
1439 Eppopeas 1090 Crosdrus Echestrates
1404 Laomedonte

II Estado. 13 archontes

Leobote
1364 Sicion 1069 Medon 1337 Perseo Dorise
1319 Polibo 1042 Archippes 1330 Electrion Agesilaus
1279 Inachus 1013 Theresippes 1322 Stenelus Archelaus
1237 Phestus 994 Phorbas 1279 Euristeas Procles
1229 Adrastes 953 Megacles 1271 Atreas Sous
1225 Poliphides 922 Diognetes 1257 Agamemnon Euripon
1194 Pelasgus 892 Pherecles 1250 Egisto Pritanis
1174 Zeuzipes 864 Ariphron 1180 Orestes Eunomus

II Estado bajo la autoridad de los sacerdotes de Apolo.

845 Thespicas

Corintho

I Reyes Sisphides

Polidecte
825 Agamestor Charilaus
798 Eschiles 1411 Sisipho

III Reyes y un consejo de 28 senadores por Licurgo

1141 Archelaus 755 Alemeon Cruithion
Antomedon

III Estado. 7 archontes decenal

Troas 774 Teledes
Methodentes Damophon Alcamenes
Euneas 753 Charops Propodas Nicandro
Theonomes 743 Esimedes Doridas Theopompe
Aphiction 733 Clidicus Hiantidas

IV Reyes y 5 Eforos o inspectores

1108 Charidemes 723 Hipomenes

II Reyes Heraclidas

Este abandono el gobierno que paso al rey de Micenas.

713 Leocrates 1142 Aletes 744 Polidoro
703 Absandrus 1104 Ixion Euricrates
693 Erixias 1070 Agelao Anaxandro

IV Estado. Archontes anual

1033 Primino Euricrates
Leon
682 Creon Ancuxandrides
681 Lesias Clomene I
Zeupidames
Anaxidames
Arguidames
Ariston
Demarate
Leochitides
Leonidas

Nota N. 14. Pag. 58.

Los sepulcros practicados en roca viva cerca de la antigua Olerdola en Cataluña, nos ofrece otra prueba evidente de la presencia de los Egipcios en España. Las relaciones de los viajeros que nos esplican el sistema que seguian los Egipcios para disecar y enterrar sus cadáveres; la descripcion del sepulcro de los reyes en Tebas; las sepulturas escavadas en la roca de las colinas de Sakkara y las de Asiut sobre el Nilo, que proveen de momias a toda la Europa, y en fin en otras de igual clase que existen entre ruinas en el Egipto y en la Persia, observamos una similitud con los de Cataluña. No podemos de ningun modo conceptuarlos Celtas porque existe mucha diferencia entre aquellos y los mojones que indicaban el culto druidico y la sencillez y rusticidad de las naciones venidas del Norte; ni tampoco Griegos (que por largo espacio de tiempo ocuparon las costas de Cataluña) por la razon contraria: pero vemos una relacion tan íntima con los demas monumentos Hercúleos de la Peninsula y litoral del mediterraneo que como tenemos dicho presentan igual fisonomia con los de la Persia y Egipto.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 72-73]

Páginas 72 y 73 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

unos 400 pies de circunferencia, mientras que los indigetas conservaron lo restante de la ciudad y el territorio vecino, el cual solo tenia algunas leguas de ambito. Pero lo que no es menos peregrino es que este rarisimo estado de existencia lo hayan conservado religiosamente ambas partes por espacio de muchos siglos. Cada cual retuvo sus propias leyes gobernandose a su modo con cabal independencia; y los Romanos hallaron en tiempo de su primera venida a España, a los dos pueblos viviendo aun separados por aquel mero vallado. En los primeros tiempos, los Foceos conseptuandose endebles y no atreviendose a contar con tan debil salvaguardia, la custodiaron eficazmente fortificandose pausadamente en su posicion, sin que los Indigetas opusiesen el mas minimo obstaculo. Rara vez comunicaban con estos y por una sola puerta, la cual estaba noche y dia desveladamente guarda, alternando en su guardia un magistrado. Trasnochaba un tercio del vecindario sobre el muro y atajaba a todo Español; y cuando los Foceos salian por la parte de la ciudad de los Indigetas, iban siempre muchos y bien armados como si se hubiesen recelado de algun ataque imprevisto.” (Romey Tomo 1. fol. 37)
Esta relacion de Romey viene a confirmar lo que tenemos dicho con respecto a la independencia de las ciudades de la costa de Cataluña hasta la venida de los Romanos, manifestando con evidencia que a la llegada de aquellos estrangeros los Españoles tenian ya ciudades y se resistieron lo que supone una civilizacion anterior a aquella venida.

Nota N. 2 pag. 27

“Por el mismo nombre de Hercules se conoce claramente que este dios es el Sol, pues las dos palabras Heras y cleos de que se compone el nombre de Heracles o Hercules significan aire y gloria; y es cierto que la verdadera gloria del aire consiste en la iluminacion del sol, por cuya virtud el espiritu de las tinieblas se esconde en el abismo. Los sacerdotes Egipcios honran con muchedumbre de ritos el multiciple poder de este dios, significando con esto, que Hercules entra por todo, y es entre todos el sol. Tenemos de esto mismo un argumento nada despreciable en un hecho historico de otra nacion.”
“Cuando Theron rey de la España Citerior, agitado de furor se dirigió con una armada naval contral el templo de Hercules, los Gaditanos le salieron al encuentro con sus naves largas; en lo mas recio del combate, con todo que la fortuna era igual, los bageles del rey se vieron precisados a huir, y al mismo tiempo un incendio imprevisto los consumió. Algunos poquisimos prisioneros, que quedaron con vida, dijeron haber visto sobre las proas de los Gaditanos unos leones que despidiendo rayos por la boca semejantes a los que pintan alrededor de la cabeza del sol, quemaron con ellos la armada.” (Macrob. Saturn. Lib. 1 Cap. 2 pag. 272)
Parece que Macrobio tuvo a la vista este fracmento al describir la relacion que precede y nos abstenemos de hacer comentarios sobre ella.

Nota N. 3. pag. 28

Parece fuera de duda que la religion que profesaban los Iberos primeros pobladores de España era la primitiva, adorando un solo Dios incorporeo: asi lo demuestra el pasage representado en este fracmento, y con el quisieron manifestar los autores del sepulcro las costumbre inocentes de los naturales a su arribo a nuestras costas. Las primeras semillas al politeismo indicadas por los objetos mitológicos de los fracmentos N.º 1, 2, 3, 4, 7 y 8 no habian aun cundido entre los indigenas a la llegada de aquellos estranjeros, y esta circunstancia confirma la remota época que damos a su construccion.
Los primeros hombres no se servian de templos para ofrecer sacrificios al Todopoderoso: bastaba una tosca ara en medio de los campos o en la cumbre de las montañas (Vease el Genesis Cap. 8 y 15 vers. 10 y 9) y los sacerdotes eran los ancianos del pueblo.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 70-71]

Páginas 70 y 71 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

El celebre hebreo Benjamin en su itinerario hace mencion de la muralla espresada, considerandola Anacaea o Griega; lo que le valió a este erudito observador el titulo de visionario por los criticos modernos. Benjamin observó en la construcción de esta muralla, y tal vez en otras que habrán dejado de existir, una diferencia muy marcada con relacion a las obras romanas que existian en esta ciudad; unicamente pudo equivocarse este sabio en los caracteres considerandolos griegos: esto nada tiene de extraño porque en su época no se tenia aun conocimiento de los alfabetos celtiberos y podia muy bien confundirlo, o mejor dicho, tomarlo por uno perteneciente a alguna de las naciones que habian existido en la Peninsula. Sin embargo, debemos confesar que observó lo que nadie antes ni despues de el habia observado, y creemos hacerle una justicia consignandolo aqui.
Esta muralla se compone de 19 filas de sillares almohadillados, que describen otras tantas líneas horizontales paralelas al terreno cuyas sinuosidades siguen produciendo el mas bello efecto. En el centro de este fracmento se observa un portillo ó brecha abierta por el ariete. Al falsear la muralla por su pie, los sillares fueron abajo; las dos lineas superiores faltandoles el apoyo cedieron y quedaron apuntadas describiendo una curva en la linea recta espresada, de modo que forma un portillo circular, por donde regularmente entrarian los enemigos. Este fracmento es digno en todos conceptos de ser estudiado.
Finalmente concluiremos esta nota sobre la antigua civilizacion Española con la relacion de Herodoto que cita Romey y que confirma lo que tenemos dicho anteriormente.
“Un bagel de Samos, dice, cargado de mercancias de Egipto, mandado por un piloto llamado Coleo, sea por su albedrío o por un viento recio del nordeste, habia pasado el estrecho y llegado a Tartesio segun se refiere Herodoto. Tartesio es palpablemente aqui un nombre generico dado a la Betica occidental, y Herodoto por otra parte no nombra el paraje fenicio a donde aportó Coleo; solo añade que ningún griego le habia precedido. En este puerto, sea el que fuere, los Samios fueron bien recibidos, y vendieron en el sus mercancias por sesenta talentos. Ufanisimo con tan rica ganancia, consagraron el decimo a Juno, le mandaron hacer una gran copa de bronce a lo Argos, adornada lateralmente con cabezas de grifos, la cula, sostenida por tres colosos de bronce de siete codos de alto, era uno de los realces del templo de la Diosa.” (Herodoto Lib. IV Cap. 152)
“Esto da a conocer que en su patria habia artifices tan adelantados como en los demas paises. ¿Pero, hallaron los de Samos en Tartesio un templo ya consagrado a Juno, ó lo hicieron construir? Esto es lo que no cabe deslindar por la relacion de Herodoto. El padre de la historia añade que los Samios llegaron también a Tartesio, al mismo tiempo que los isleños de Tera enviaban una colonia bajo las ordenes de Bato, a fundar a Cirene en Africa, esto es, 704 años antes de la era Cristiana.” (Romey Tom. 1 fol. 36)
“Sin embargo las naciones vecinas a Emporio (Ampurias en las costas de Cataluña) que habian visto con algun recelo a una cuadrilla de estrangeros establecerse en Rosas a viva fuerza, se airaron con la nueva invasión de los Foceos. En frente de su depósito se hallaba sobre el continente una ciudad con un puerto bastante bien abrigado habitado por los indigetas. Los Foceos intentaron usurpar el territorio de los indigetas; pero estos por su parte los rechazaron esforzadamente y con tal teson, que solo tras sangrientas guerras se vino a concluir un tratado entre ambos pueblos. Los indigetas cedieron a los griegos una parte de su ciudad con la precisa condicion de que mediaria una valla de incomunicacion entre nacionales y advenedizos. Convenido tan extraño ajuste, tomaron posesion los Foceos de la parte de la ciudad que les habian concedido la cual no tenia mas que


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 68-69]

Páginas 68 y 69 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

una cavidad ó hueco, dentro del cual existian en el mejor estado de conservacion, gran cantidad de medallas celtiberas de diversos tamaños, pero iguales anversos y reversos. Tuvimos la proporcion de adquirir parte de ellas y para certificarnos de la singularidad de este hallazgo, fuimos al dia siguiente a examinar dicha cavidad y en nuestra presencia se encontraron aun algunas medallas mas. Realmente el hueco no tenia relacion alguna con el exterior, y desde la colocacion de las espresadas medallas se habia formado la roca, cerrando hermeticamente dicho hueco, lo que supone en nuestro concepto, aun que profanos en la ciencia geologica, una antigüedad muy remota. Algunas de ellas muy gastadas por el roce indican la circulación que sufrieran antes de su colocacion; otras cubiertas de un barniz verde, estan perfectamente conservadas y de un hermoso tipo; y finalmente en algunas se observa una especie de caries, como el que producen ciertos insectos en los libros viejos, fenomeno digno de ser estudiado por los quimicos.
Este prodigioso número de medallas encontradas en la Peninsula indican con evidencia el comercio que existía entre cada una de las castas o familias de una misma lengua o dialecto, y sus tipos manifiestan el verdadero origen del pueblo Español, mejor que el dicho de los escritores antiguos porque son contemporaneos segun demostraremos en la nota N. 11 cuando se hable del origen del pueblo Ibero.
Ademas de las medallas, se han encontrado en varias poblaciones de España, vasos y piedras labradas con inscripciones celtiberas, cuya descripcion omitimos por ser ya muy conocidos por los anticuarios; pero la obra mas considerable sin duda que existe en la Peninsula y desconocida hasta el dia es el trozo de muralla Celtibera perfectamente conservada, de 80 varas de largo y 54 palmos de altura, de piedra de silleria almohadillada que existe en esta antiquisima ciudad, edificada sobre el muro ciclopeo. En cada uno de los sillares que la componen, se ve profundamente esculpida una letra del alfabeto celtibero como simbolos iberos2.
No sabemos el objeto que se propusieron los coetanos al entallarlos en los sillares: opinamos que no será para la colocacion ú orden de las piedras porque las letras estan alternadas y muchas tergiversadas de arriba abajo.
Sabido es que los Griegos ocuparon unicamente en las costas de Cataluña a Ampurias y Rosas; y que las ciudades de la costa hasta la Zacynto o Sagunto parece se resistieron a estos nuevos huespedes, conservando su independencia hasta la venida de los Romanos. (Avieno nombra algunas de ellas que han ya desaparecido, tales como Hilactes, Histra, Sarna y la esclarecida Tirica, en la que Romey cree reconocer el primitivo nombre de Tarraco “…fuere propter civitates plurimae quippe hic Hilactes, Hystra, Sarna et nobiles Tyrichae stetere…” Avien Orae marit V.492.) Esta ciudad que por sus fortificaciones se hizo tal vez respetar de los Griegos, dueños ya de Ampurias y Rosas, debia ocupar sin la menor duda un rango sobresaliente en la civilizacion Ibera antes de la venida de aquellos, segun puede colegirse por el fracmento citado; por su puerto que segun todas las conjeturas encontraron ya fabricado los Romanos; por un profundo pozo descubierto en el siglo XV; (Tito Livio hablando del puerto de Tarragona dice “despues de prolongado el imperio de P. Scipion por el Senado, fue enviado al puerto de Tarragona con treinta naves largas y ocho mil soldados, siendo recibidos con gozo de los naturales.” T. Livio decad. 3. lib. 2 cap 8. La construccion del pozo que dejamos citado, y su colocacion, hace sispechar que es anterior a la dominacion Romana. Está practicado en roca viva taladrada la montaña hasta el nivel del mar. Comenzaron formando en la roca un pozo cuadrado que ensancharon luego hasta formar un aposento cuadrangular. En el suelo de este hicieron otro pozo o entrada ensanchandose hasta formar otro aposento igual y exactamente debajo del primero; otra abertura y otro aposento y asi consecutivamente hasta 11 pisos de 15 pies cada uno que forman 160 pies. Las aberturas o entradas estan en orden inverso; todas en un extremo del paralelogramo que forman los aposentos, en el 1º la entrada es á Oriente, la 2º a Occidente, el 3º a Oriente… En el fondo hay una grieta por donde sale un manantial de agua potable. En el dia cierra este pozo una pesada losa.) y finalmente por un vaso de cobre torneado, encontrado en esta ciudad con esta inscripción grabada circularmente en su asiento simbolos iberos3 el cual junto con un fracmento de tapon asimismo de cobre conservamos.