Acta 1º del Capítulo 6º del Legajo nº 12

Primer acta contenida en el capítulo 6º del Legajo nº 12 de la Colección de Antonio Delgado y Hernández del Fondo Antiguo de la Universidad de Sevilla.

En este acta de fecha 19 de Marzo de 1853, aparece la relación de testigos presentes en el hallazgo de un ídolo egipcio y de varios fragmentos de mármol con caracteres egipcios en la cantera del puerto de Tarragona.


Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 16-17]

Páginas 16 y 17 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

á esta victoria viendose decapitados los tres hermanos, y sus cabezas con los príapos en la boca, son llevadas por tres guerreros vestidos de pieles.
Esta cara no tiene cenefa, pero se observa á su izquierda otro clavo de cobre, y la señal de union entre esta y la pieza que formaba el costado izquierdo.

Fracmento Nº. 8.

Anverso. Para tener propicio al Nilo en determinados dias los egipcios le ofrecian sacrificios, no vacilando las madres en entregar á sus propios hijos en holocausto; lo qué se ve representado en este fracmento.
Reverso. En el reverso se vé á un idolo de estrañas formas entre dos piras, y á Hércules ofreciendo sobre una de ellas en sacrificio una cabeza de ciervo: ¿Querrá tal vez aludir á la cierva de los cuernos de oro, otro de los trabajos de este héroe? Aunque no completo se distingue muy bien la piel de leon como en los fracmentos anteriores.

Fracmento Numº. 9.

Tiene tanta relacion el asunto de este fracmento con la historia de España primitiva, que no podemos desentendernos de intentar su esplicación.
En el anverso se ve la paródia del jardin de las Esperides, Egle, Aretusa y Hesperatusa, unidas en un solo tronco; para indicarnos sin duda su conformidad de genios y costumbres llevan en las manos instrumentos de labranza, y de sus pechos mana leche que fecundiza el jardin. En el centro de este, rodeado de espigas, se ve el celebre árbol que producía las manzanas de oro, y á la izquierda de las tres hermanas el vigilante monstruo que lo guardaba. La fiera tiene tres cabezas, una de gallo indicando la vigilancia, otra de perro, que es el símbolo de la fidelidad, y el de la fuerza en la de leon. Lastimosamente falta la continuación del cuadro, pero se observa una punta de lanza dirigida á la fiera, que sin duda alguna pertenecería á Hercules. Nos abstenemos de comentar su contenido, pues es bien manifiesta la idea que encierra la fabula,


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 14-15]

Páginas 14 y 15 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

de ser estudiado.

Fracmentos pertenecientes á los
costados.

Fracmento Nº. 7.

Anverso, ó exterior. La historia primitiva egipcia supone que Tifon, hermano de Osíris, aprovechando la coyuntura de hallarse ausente Oron Hercules, hijo del segundo con todo el ejercito, lo asesinó, y fue convertido en buey segun tenemos dicho. Regresando entonces Hércules vengó á su padre matando á su tio, que echó al Nilo y fue convertido en cocodrilo. Es la primera fila de figuras vemos una adoracion á este Tifon simbolizando al Nilo; y en la linea inferior el simulacro de una pesca sagrada.
Orla este y los demas fracmentos en el esterior una franja ó cenefa muy sencilla. Esta pieza, que pertenecia á los pies, está fracturada poco mas de la mitad, y el cocodrilo formaba el centro. Se observan en el canto superior de ella dos clavos de cobre sumamente oxidados, que coinciden exactamente con dos agujeros que tiene debajo la pieza nº. 1, como queda dicho.

Reverso, ó interior. La línea superior de figuras representa un combate entre guerreros blancos y gente de color. La primera; que forma la principal figura, va cubierta con una piel de leon. Este mismo personaje está, como hemos visto, y veremos mas adelante, representado en varios otros fracmentos, y nos dá vehementes indicios para suponer que este sarcófago fue construido para recibir sus despojos.
La piel de leon, que constantemente ha sido emblema ó distintivo de Hércules que la llevaba como un trofeo de su combate y victoria con el leon libico; la coincidencia de los hechos representados en estos fracmentos con la historia de este héroe, y la relación de ellos con la historia primitiva de España, hasta cierto punto nos autoriza á interpretarlos. Creemos, pues, que este pasage puede representar la batalla ó combate de Hercules con los Geriones, hijos de Gerion, de origen africano; y la linea inferior de figuras, el triunfo subsecuente


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 10-11]

Páginas 10 y 11 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

cola, que constantemente simboliza lo propio. El buho, murciélago, y estrellas manifiestan la noche que sigue á la muerte, y que con su denso velo cubre á los ojos de los mortales los hechos subsiguientes á ella. Está asi mismo orillada por la cenefa de hierogramatas.

Fracmento Nº. 5.

Creemos ver en este fracmento la representacion del Hércules egipcio en la accion de separar segun la mitologia egipcia, los dos continentes de Europa y Africa, abriendo la comunicacion del Océano con el Mediterráneo, separados antíguamente por un istmo.
El héroe va cubierto con la piel de leon, y tiene el pie derecho apoyado sobre la cabeza de un hombre negro echado de espaldas, y el siniestro sobre la de un hombre blanco en la misma posicion. Entre las dos cabezas, que estan algo separadas, y las piernas abiertas de Hercules, se observa una impetuosa corriente de agua. Encima del hombre blanco se ve parte de una vid para indicar seguramente los frutos europeos; y sobre del negro asoma una palmera y media serpiente, cuya continuacion no permite ver la falta de piedra, pero que indicará probablemente las producciones africanas. Hercules lleva en la mano derecha un peñon, y aunque le falta parte de la izquierda, colegimos que llevaria otro para indicar sin duda las columnas de Hercules representados en los peñascos Abila y Caspe.

Fracmento Nº. 6.

Parece que en la época de la construccion de este monumento los egipcios conservaban aun algunas ideas de la primera generacion, y esto, como luego diremos, hace remontar este sepulcro á los tiempos de la primera poblacion egipcia.
Vemos en este resto delicadamente demostrado dicho pensamiento. Adan y Eva estan frente uno de otro; el primer feto en figura de espiral tiene origen en el hombre que lo une á Eva; y esta á su vez lo alimenta con la leche de sus pechos. Para significar la dulzura de la palabra, tan espresiva en estas ocasiones, salen de la boca de Adan, introduciendose en la de Eva, una linea de abe-