“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 03

Página 03 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 06-07]

Páginas 6 y 7 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

llenas las cavidades con un betun negro aplomado en estremo duro y brillante, que produce el mas bello efecto, y contrasta con la blancura del fondo general. Las carnes y otros colores han penetrado hasta una y dos lineas el marmol. La tapa y fondo solo estaban decorados por un lado, los costados por ambas partes, que forman anverso y reverso. Seguiremos en la descripcion el mismo orden con que los hemos dividido.

Fracmentos pertenecientes á la tapa

Nº. 1º.

Este fue el primer trozo que adquirimos el domingo 17 de Marzo de 1850. La cenefa que lo adorna por los costados ú orillas indica que era un ángulo de la losa: Dos agugeros que se observan en su parte inferior, y que coinciden exactamente con los dos clavos del fracmento numero 7, confirman lo mismo. Esta cenefa está compuesta de unos cuadros, dentro de los cuales hay vários hierográmatas, y la misma se reproduce en otros trozos; induciendo á creer que esta orla orillaba toda la losa.
En el centro se ve un buey con tres figuras en su vientre; una de ellas nos parece demostrar á Osíris; y la culebra que lleva en la mano y forma el ojo del animal, la union intima de estos dos individuos, ó la metamórfosis, que segun la mitología egipcia acaeció á este principe tan querido despues de su trágica muerte, convirtiendose en buey, conocido posteriormente y adornado bajo esta forma con el nombre de Apis.

Fracmento Nº. 2.

En este trozo se ve á una deidad desconocida; en la cabeza, sostenida con las dos manos, lleva una tabla y sobre ella tres aves y tres triangulos; en su costado y debajo de ella se observan varios geroglificos. Está como el de numero 1, orillado en la cenefa de hierográmatas. Algunos creen reconocer en ella a la diosa Natura.