Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 44-45]

Páginas 44 y 45 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

esfuerzos tendremos que hacer para probar su prioridad. En primer lugar los egipcios habian abandonado la escritura geroglifica en la epoca de Moises, y conocian ya la alfabetica: lo prueba el Pentateuco escrito por este caudillo, que lo mismo que su pueblo habia nacido y se habia criado en Egipto; y por consiguiente habian aprendido en él las artes y las ciencias. Bien sabido es el abatimiento y abyeccion en que estaba sumido el pueblo de israel entre los egipcios, y la condicion servil á que los tenian destinados, pues aunque vivian entre ellos conservaron siempre su religion y su casta, como entre nosotros sucede con los judios descendientes de aquellos. Esta circunstancia hace inacceguible la idea de que los opresores tomasen de los oprimidos ni la religion ni las costumbres; mucho mas cuando era un interés de los ministros de la religion establecida conservar las preocupaciones de sus secuaces, y asi nos lo manifiestan las sagradas letras cuando los magos trataron en vano de sostener su honor en presencia de Faraon contra Moises en la ocasion de las plagas de Egipto: creemos al contrario que los hebreos tomaron en su esclavitud resabios de idolatría, como lo vemos demostrado en el desierto, adorando á los idolos que fabricaron ellos mismos en ausencia de Moises. Ademas, aunque en estos dos fracmentos se ve mucha expresion y verdad en la representacion de la generacion primera y de la divinidad, muy diferente de la idea que tenian formada de ellas los egipcios en tiempo de Moises, difieren sus accesorios bastante del contexto del Genesis, escrita segun la tradicion conservada y transmitida por los descendiente de Sem; lo qué indica en nuestro concepto otra época distinta. Fuera de ésta los egipcios no tuvieron contacto con los progenitores del pueblo del Señor mas que con Abrahan cuando se refugió á Egipto; pero fue tan breve esta permanencia que casi no merece citarse. No siendo, pues, como tenemos demostrado, contemporáneo de los descendientes de Jacob, debe precisamente remontarse a una época inmediata á