Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 50-51]

Páginas 50 y 51 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

enjambres de merodeadores hacian incursiones lejos de su país, que llamaban espediciones, como á las violencias y robos, hazañas; y á los que las hacian, héroes: Alguna de estas espediciones citadas hubo de alcanzar á España, sea corriendose, como los primeros pobladores, por el litoral del Mediterráneo, sea embarcados, que es lo mas probable, siguiendo el curso de las aves. (Fracmento numero 10) A lo que parece habian ya sido precedidos por otros, pues los naturales escarmentados, a pesar de las señales de paz con que anunciaban su venida, los recibieron hostilmente (fracmento numero 13B) y estos recien venidos constituyendose protectores de los naturales contra las violencias de los opresores (fracmento nº. 7, y 13E) dio sin duda origen á la historia de los Geriones, que vinieron del Africa á tiranizar el pais (Pujades, Cron. de Cataluña lib. 1º, Cap. XVIII y XIX)
Las crónicas hacen subir estas espediciones a tres; bien puede ser esto cierto, aunque la tercera efectuada por Harracon o Thearca, la suponen en una epoca tan reciente, que no dudamos que en esto haya una equivocacion de fechas, y que los sucesos referidos en las tres, hubiesen acaecido en una sola. Los historiadores refieren que Hercules robó á Gerion los rebaños de bueyes (fracmento nº. 13D) y libró al país de sus tiranías; por lo qué, agradecidos los de Gades (fracmento nº. 13) hicieron sacrificios y le erigieron un templo, que tuvo gran celebridad, y del qué habla mucho la historia antigua.
Luego fueron internandose al oriente de la Peninsula, y los indígenas temerosos de los exesos y violencias que cometían á su transito, abandonaban sus hogares, llevando consigo lo mas precioso que poseían. (Fracmento nº. 10)
La primera poblacion de la peninsula, estaba dividida, como tenemos dicho, en tribus ó rancherías, y esta subdivision, que favorecia la situacion quebrada del país, duraba aun á la venida de los romanos. Los habitantes de la derecha del Ebro, entre este y los Pirineos, tuvieron con tiempo noticia de que esta grande espedicion se dirigía á su país, y trataron de conjurar la tempestad que les amagaba de cerca, á cuyo fin, reunidos los hombres de estas


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 20-21]

Páginas 20 y 21 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

la ciencia de la navegacion. Ciertamente debia llamar la atencion de los primeros navegantes y de los habitantes de las costas africanas la emigracion periódica de las aves, constante siempre, en el mismo curso, en busca de un pais templado; y ¿no podria deducirse de esta circunstancia, al parecer trivial, el descubrimiento de una de las causas de la poblacion de la península? ¿No podian, como tenemos dicho, llamarles la atencion estos viajes anuales atravesando el mar? Naturalmente debian reflexionar que estas aves, abandonando su pais natal en busca de otros climas, hallarian sin la menor duda su ventaja en ello; y este viaje ademas no podia ser muy dilatado supuesto que lo efectuaban sin tomar descanso, y dirian, sigámoslas; y hé aquí en nuestro concepto el descubrimiento de los paises meridionales, y el objeto que se propusieron demostrar en este fracmento. Este espiritu de observacion no lo concedieramos seguramente á unos salvages como los de la Groenlandia, Zeelandia, cetera, embrutecidos por la miseria y el rigor del clima, que forman por decirlo asi un escalon degradante entre el hombre y el bruto, la inteligencia y el instinto; pero deja de ser una hipotesis en una nacion como los egipcios que habian llegado á un grado eminente de civilizacion y cultura, como es generalmente sabido. En nuéstros dias vemos un ejemplo de ello en el descubrimiento del nuevo mundo: Los españoles dirigidos por Colon, se animaron repentinamente á la vista de unas ramas verdes de arbol que fluctuaban sobre el agua, y de las aves terrestres que anunciaron la proximidad de la costa. Sin embargo, al llegar los egipcios á España, ya otro pueblo se les habia anticipado como luego veremos, á despecho de los estranjeros, que envidiosos de nuestras glorias, quieren negarnos nuestra primitiva poblacion, esforzandose en probar que los egipcios ignoraron la navegacion, mas este resto coetáneo les da un solemne mentís.
Observase ademas otra circunstancia: Los remeros van desnudos de medio cuerpo, cabalgando en la orla del barco ó piragua, del mismo modo que lo practican actualmente algunas naciones de la india; lo que manifiesta, como va dicho, muchos puntos de


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 18-19]

Páginas 18 y 19 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

aludiendo al clima y feracidad de nuestro país, el mas fertil de Europa. La codicia de los presidarios que lo encontraron, inutilizó en parte este interesante trozo, arrancando las manzanas de oro, que posteriormente hemos averiguado vendieron, pero se conservan las cavidades que las contenian.
En el reverso observamos otro pasaje relativo á nuestro país. Vemos á Pan, ó Spahan vestido de pieles tocando la zampoña, á cuyo son baila una cabra. Enfrente de él está Baco, al parecer vendimiando, vestido de pámpanos y colocando las uvas en una cesta que tiene al lado. Fueron en todos tiempos tan célebres los vinos de nuestro país, y tantas las alabanzas que de ellos hacen los historiadores antiguos, que omitimos hablar de ello en obsequio de la brevedad. Añadiremos no obstante, que muchos creen ver en Baco de la fábula, á Noé, que vino á visitar y enseñar el cultivo de la vid a Pan ó Tubal su nieto.

Fracmento Nº. 10.

En el anverso y linea superior se observa un sacerdote conduciendo con una guirnalda á un buey muy adornado de cintas y flores.
Debajo de esta se ve á un pueblo emigrando, ó tal vez cautivo. Llevan consigo los equipages y utensilios, seguidos de un esclavo agobiado bajo el peso de un gran fardo.
En el reverso vuelve á aparecer otro personage muy parecido ál de los fracmentos nums 5, 7, y 8, luchando con un leon. En el suelo se ve un cachorro muerto, que al parecer ha dado motivo á la lucha. ¿Será tal vez otro de los trabajos de Hércules con el leon líbico? La congetura no parece del todo infundada.
La fila inferior de figuras la ocupa parte de una nave ó piragua de una gran longitud, con una vela cuadrada: Va tripulada de gente con traje egipcio, siguiendo el curso de las golondrinas; ingenioso modo de demostrarnos la venida de esta gente de Oriente á Occidente. Antes del descubrimiento de la brujula, el curso del sol, estrellas y aves era lo que constituía toda