Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

A continuación os adjunto una necrología de Buenaventura Hernández y Sanahuja escrita por Eduardo Saavedra el 9 de Noviembre de 1894. Extraído de la página web Cervantes Virtual.

Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

Eduardo Saavedra

I

Ninguna ciudad de España aventajó á Tarragona en el número, antigüedad é importancia de sus monumentos. La maza y la tea de irritadas soldadescas, el furor de turbas desatentadas, la súbita trepidación del terreno, la terrible explosión de la pólvora encerrada en almacenes ó en hornillos, han ido arrojando al suelo durante siglos y siglos el alto muro, la soberbia arcada, la airosa columna, la elegante estatua; cada vez que la ciudad renacía de sus cenizas, los ya inservibles edificios de otras edades brindaban al industrioso poblador con materiales preparados para las nuevas construcciones, y con todo, tantas y tan repetidas causas de destrucción no han sido bastantes para borrar esos vestigios de lo pasado, que imponen el asombro en el ánimo menos prevenido y en el menos cultivado entendimiento. Así fué que antes de mediar el siglo XVI, Juan Armengol, tarraconense, tomaba de los originales y enviaba á D. Antonio Agustín, residente á la sazón en Roma, una buena colección de inscripciones latinas, perdidas ya muchas de ellas, y los restos del circo, del anfiteatro, del pretorio, del acueducto y del recinto fortificado, sugirieron al letrado y caballero Micer Luís Pons de Icart la composición del Libro de las grandezas y cosas memorables de la ciudad de Tarragona, impreso en Lérida en 1572. Pero en aquel tiempo y aun mucho después, la admiración y el encomio satisfacían por completo las modestas ambiciones de los eruditos, y puede decirse, que no obstante las estimables tareas á que varias personas doctas se dedicaron desde mediados del pasado siglo, poco ó nada se iba adelantando en punto á la historia de la capital de la España Citerior. Para rehacer su grandiosa figura fué preciso que las apremiantes necesidades de la vida moderna levantaran con el azadón y el barreno las espesas capas del polvo bajo que yacían los despedazados testimonios del esplendor antiguo. Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 04

Página 04 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja” – Extracto del Boletín Arqueológico. Año LXVI. 1966. Página 227

Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja“: este es el título del artículo escrito por Carlos Babot Boixeda en el Boletín Arqueológico, Año LXVI, 1966 de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense. Continuamos con la página 227, que en realidad es el penúltimo del artículo.

Carlos-Babot-Boixeda---227

Continuar leyendo…


“Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja” – Extracto del Boletín Arqueológico. Año LXVI. 1966. Página 223

Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja“: este es el título del artículo escrito por Carlos Babot Boixeda en el Boletín Arqueológico, Año LXVI, 1966 de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense. Continuamos con la página 223, que en realidad es la séptima del artículo.

Carlos-Babot-Boixeda---223

Continuar leyendo…


“Objetos egipcios encontrados en Tarragona” – Boletín de la Real Academia de la Historia. Marzo 1909. Páginas 171-172

Objetos egipcios encontrados en Tarragona“: este es el título del informe escrito por el doctor Rodolfo del Castillo y Quartiellers en el Boletín de la Real Academia de la Historia, Tomo LIV, año 1909.

Continuamos con las páginas 171 y 172…

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 12-13]

Páginas 12 y 13 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

jas, simbolo de la dulzura. Dentro del espiral hay varios signos, al parecer zodiacales para indicar sin duda los nueve meses del embarazo; y el fuego con alas que se ve debajo, será tal vez el emblema del fuego de la sensualidad. Para hacer mas demonstrativo el cuadro de la primera generacion, se ven dos palmeras de distinto sexo; y bien sabido que jamas fructifican sin recibir mutuamente sus emanaciones; que en esta hay ademas el contacto fisico por el cruzamiento de sus palmas.
Creemos ver asi mismo el buen y mal genio en figura de serpientes, á imitacion de la que nos habla el Génesis. La representacion del buen genio en figura de serpiente con cabeza humana, parece que tuvo su origen en Egipto, y conocido posteriormente por Agato-demone. Coronando por fin la parte superior del cuadro un fracmento de Zodíaco y parte de un arco compuesto de estrellas con el sol en el centro vivificando con sus rayos al Universo, y los recibe á su vez de la divinidad demostrada en el trozo siguiente que vamos á describir.
Tres triángulos reunidos por su base en forma de pentágono sin principio ni fin es el único objeto de este cuadro. En el centro de cada uno de los espacios que dejan el cruzamiento de los triángulos, hay otros tantos ojos, emblema de la eterna sabiduría. En los vértices de los cinco ángulos hay cinco brazos derechos adornados con alas, para manifestarnos sin duda la omnipotencia divina, y la celeridad ejecutiva de su voluntad. Entre uno y otro, rayos y centellas; atributo, que en todas épocas y religiones ha acompañado á la divinidad superior. En el espacio inferior hay unos rayos de luz que sin duda tenian relacion con el sol del fracmento anterior. Finalmente, varias estrellas diseminadas nos indican el empireo, lugar que siempre ha sido considerado como la mansión del Ser supremo. Sensible es que no se haya encontrado la continuacion de estos fracmentos, pues nos hubiesen demostrado tal vez algun otro pasage de la escritura, anterior al Pentateuco. De todos modos creemos que es un original é interesante fracmento, digno