Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 04-05]

Páginas 4 y 5 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

naturales de nuestro pais, otra nacion guerrera les habia precedido, guiado por el afan de conquista, siendo recibida por los indigenas hostilmente, como se desprende delas representaciones grabadas ensus fracmentos. ¿Cual fue, pues este pueblo? ¿Qué se propuso en este monumento? ¿Fue quizás trasladado de Egipto á nuestro pais? ¿En que época fue construido? Estas preguntas acuden naturalmente á la imaginacion al ver en nuestro suelo este raro monumento: nos atrevemos á aventurar algunas observaciones relativas á cada una sin otro fundamento que simples congeturas.

¿Qué pueblo, pues, lo construyó?

Todos los indicios conducen á creer que fue una raza primitiva egipcia. Los geroglificos y hierográmatas, la fisonomia especial caracteristica de este pueblo, marcado en las figuras que lo adornan, y finalmente, su mitologia original sin mezcla alguna de las otras que le sucedieron, son pruebas en nuestro concepto suficientes para declararlo asi; basta haber visto algun monumento egipcio para no confundirlo con otro sin necesidad de grandes esfuerzos.

¿Qué se propuso en su fabricacion?

A primera vista se deja conocer que su objeto era mortuorio, bien fuese sarcófago, ó cenotáfio, para perpetuar la memoria de los hechos heroicos del personage á quien estaba destinado, por medio de geroglificos y caracteres sagrados que cubren su superficie; y como ellos tengan tan íntima relacion segun hemos dicho, con los de la primitiva poblacion de España, trataremos de describirlos muy sucintamente en cuanto nos lo permita lo ininteligibles que son para nosotros los hierográmatas, que sin duda encierran la esplicacion de las figuras.
Este monumento, cuando entero, se componia de unas losas de marmol blanco estatuario, que comprendian la tapa, costados, y fondo de él. Las figuras, letras, y animales con que está decorado son grabados en fondo, y luego re-