Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 54-55]

Páginas 54 y 55 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Con estas conjeturas, pues no pasan de tales, nos parece haber llenado el objeto que nos habiamos propuesto, hermanando en lo posible nuestras antiguas crónicas con el monumento. Los geroglificos, deidades y adoraciones sencillas de la primitiva teogonia egipcia, muy distinta de la mitologia fenicia y griega, la representacion original del pasaje de la primera generacion; el tipo del dibujo esclusivamente egipcio, las escenas repetidas del Hercules egipcio, y la relacion de ellas con los principales sucesos de nuestra historia primitiva, no nos dejan duda que este monumento se remonta á la epoca de los reyes desconocidos de Egipto, y muy proxima á la desgraciada escena de los campos de Senaar.
Uno de los principales argumentos empleados por los criticos modernos para negar la venida de los egipcios, es, que ignoraban la navegacion. Aunque el monumento descrito no nos manifestara lo contrario ¿es asequible la idea de que un pueblo eminentemente civilizado, que cruzaba por su país un caudaloso rio, abundante de pesca, y que poseia un largo espacio de costa en las orillas del mar rojo y en el litoral del mediterraneo, desconociese la navegacion, cuando todos los pueblos salvages descubiertos en el globo no la ignoraban?
Nosotros creemos muy bien, que no eran consumados navegantes como los fenicios, rodios, y focenses; que sus naves no tendrian la perfeccion de las de aquellos, y tal vez se reducirian á sencillas piraguas; pero tambien creemos que la navegacion es tan antigua como el hombre.
Dejando aparte el arca de Noé, de que nos habla la Escritura, Strabon nos dice que los egipcios tenian barcas de tierra cocida, lo que tal vez dio origen á la ficción antigua, que Hercules había atravesado el mar dentro de un vaso de beber. Plutarco en su tratado de Isis y Osiris, cuenta que los egipcios fabricaban barcos muy ligeros con las hojas de papiro; y que los cocodrilos respetaban á los que iban embarcados en aquellas frágiles embarcaciones en memoria de Isis, que habia navegado por el Nilo en una embarcacion igual. Era tambien entre los egipcios simbolo de apoteósis el represen-


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 18-19]

Páginas 18 y 19 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

aludiendo al clima y feracidad de nuestro país, el mas fertil de Europa. La codicia de los presidarios que lo encontraron, inutilizó en parte este interesante trozo, arrancando las manzanas de oro, que posteriormente hemos averiguado vendieron, pero se conservan las cavidades que las contenian.
En el reverso observamos otro pasaje relativo á nuestro país. Vemos á Pan, ó Spahan vestido de pieles tocando la zampoña, á cuyo son baila una cabra. Enfrente de él está Baco, al parecer vendimiando, vestido de pámpanos y colocando las uvas en una cesta que tiene al lado. Fueron en todos tiempos tan célebres los vinos de nuestro país, y tantas las alabanzas que de ellos hacen los historiadores antiguos, que omitimos hablar de ello en obsequio de la brevedad. Añadiremos no obstante, que muchos creen ver en Baco de la fábula, á Noé, que vino á visitar y enseñar el cultivo de la vid a Pan ó Tubal su nieto.

Fracmento Nº. 10.

En el anverso y linea superior se observa un sacerdote conduciendo con una guirnalda á un buey muy adornado de cintas y flores.
Debajo de esta se ve á un pueblo emigrando, ó tal vez cautivo. Llevan consigo los equipages y utensilios, seguidos de un esclavo agobiado bajo el peso de un gran fardo.
En el reverso vuelve á aparecer otro personage muy parecido ál de los fracmentos nums 5, 7, y 8, luchando con un leon. En el suelo se ve un cachorro muerto, que al parecer ha dado motivo á la lucha. ¿Será tal vez otro de los trabajos de Hércules con el leon líbico? La congetura no parece del todo infundada.
La fila inferior de figuras la ocupa parte de una nave ó piragua de una gran longitud, con una vela cuadrada: Va tripulada de gente con traje egipcio, siguiendo el curso de las golondrinas; ingenioso modo de demostrarnos la venida de esta gente de Oriente á Occidente. Antes del descubrimiento de la brujula, el curso del sol, estrellas y aves era lo que constituía toda