“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 05

Página 05 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 76-77]

Páginas 76 y 77 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Nota N 5. pag. 29

Está la historia primitiva de nuestro pais tan embozada con las relaciones fabulosas de los Griegos, que la hacen impenetrable. Creemos sin embargo, que estas mismas fabulas tuvieron sin la menor duda origen de algun hecho verdadero. Nacidas en el mediterraneo, fueron sucesivamente prohijadas por todas las naciones antiguas de su litoral, y cada una se las apropió robandolas a su antecesor. No obstante, los Egipcios fueron sin disputa los primeros que verdadera ó fabulosamente las engendraron. Desgraciadamente para la historia, no tuvieron poetas ni escritores que las comentasen como las otras, y de ahí deriva la ignorancia de su verdadero origen mas al traves de este densisimo velo se ve traslucir un Hercules egipcio, un Gerion africano y un pais al estremo del mundo, teatro de una revolucion fisica que llenó de luto a la especie humana. La fabula puede mudar los accesorios, pero queda siempre la fisonomia original. El unico dato que asoma despues de las tradiciones es este monumento tan elocuente a nuestro entender, como las relaciones exageradas de los Fenicios y Griegos, y mas veridica porque es coetánea.
El critico Masdeu niega rotundamente estos hechos prohijando otros de tan inverosimiles si se quiere como aquellos. Romey se contenta con describirlos, y los juzga invenciones de los Fenicios, interesados en alejar de las costas de España a las otras naciones navegantes.
“Por otra parte, dice, los Fenicios no llevaban a mal la nombradia de tan asombrosas relaciones y estaban interesados en enmarañar sus viajes y los descubrimientos que iban haciendo, para vincular en si tras el resguardo de la supersticion todas sus ventajas. Asi se afamaron la historia de los bueyes de Gerion, la de la venida de Baco a España y de su compañero el dios Pan con la conquista que hicieron las hazañas de Hercules y los reinados de Hispano, Hespero y Atlante.” (El origen de los cuatro primeros es absolutamente egipcio)
“Con todo, alguna de estas historias son de algun realce, por cuanto vienen a corroborar figuradamente una verdad fisica. Tal es aquella segun la cual el Hercules Tivio o cualquier otro heroe del mismo nombre de Hercules (vease en la nota N. 2 el origen de este nombre) despues de haber muerto a Busiris y vencido a Anteo pasando de Africa a España derroco el estrecho (fracmto N 5) y unio asi el Mediterraneo con el Océano, los cuales habian estado separados hasta entonces por un istmo; arrollando con su pujanza cuantos estorbos se oponian a la comunicacion de ambos mares. Entre todas las apreensiones poeticas relativas a Hercules, esta es la que se parece mas digna de consideracion, por cuanto enlaza la historia de los hombres con la del mundo y la de la naturaleza. En este desquicio del estrecho atribuido al heroe y en el desvio de los dos grandisimos escollos que atajaban la union de uno y otro piélago y que fueron llamados columnas de Hercules, está palpablemente cifrada en nuestro dictamen una de las epocas mas grandiosas de la naturaleza, y de las convulsiones mas violentas del globo terrestre, y el trance en que el mas poderoso de los piélagos, tajando los peñones que enfrenaban el impetu de sus olas, desaguó disparadamente en el otro, variando y alterando notablemente la planta de la Italia, zanjó la Sicilia, elevo islas donde no asomaran antes, sumergiendo otras florecientes en lo antiguo, y con ellas muchas regiones mediterraneas… Los Turdetanos mas vecinos de Cadiz era en donde situaban los Griegos su famosa Tartesia y la isla afortunada de Eritia donde pacian los innumerables rebaños de bueyes de Gerion, sitios celebrados por Homero Estesícoro (Hablando Estesícoro del rebaño de bueyes de Gerion, dice que nacieron en las cuevas de las rocas, casi enfrente de la celebre Eritia, cerca de las aguas inagotables del Tarteso cuyo lecho es de plata) y Anacreonte… (Romey, páginas 14 y 31)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 52-53]

Páginas 52 y 53 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

rancherias por el interés comun, trasladaron á montañas inaccesibles sus familias, riquezas y ganado; hostilizaron en lo posible al enemigo en los desfiladeros, talando el país á fin de reducir por la estrechez al que no podian vencer con las armas. “Los egipcios esperimentando con frecuencia muy apretados asaltos, vieron precisados á mudar su campo á la parte de la marina para que su armada le hiciera espaldas, y no pudiese ser rodeado ó cercado; y tomó asiento y alojamiento en el collado de una montañita pequeña ácia la marina, no lejos del agua; y allí se fortificó en forma de real (fracmento numeros 11 y 13) con reparos y trincheras, cosa que hasta entonces no lo habia usado en tantas jornadas como habia hecho en todo el camino pasado… con estas desgracias crecieron los daños de los sitiados y fue forzado á renovar estancias y aposentos que habia hecho en aquella montañita ó pequeño collado, que, como ya tengo dicho, ocupó á la parte de la marina. Allí edificó algunas barracas y chozas donde la gente pudiese estar recogida de la inclemencia del tiempo” (Pujades, lib. 2. Cap. VII)
A lo que parece, en la residencia que hicieron los egipcios dentro de esta improvisada ciudad, hubo de morir alguno de los gefes ó héroes de su nacion. Sabidas son las preocupaciones que tenian los egipcios sobre la muerte, y el modo ostentoso con que enterraban sus cadáveres, las pirámides y los ricos sepulcros que diariamente se hallan en Egipto y el modo de conservar sus momias nos da una perfecta idea de ello: Los pasages heroicos toscamente grabados en él según la costumbre primitiva, (12) no nos dejan dudar de la verdad de este aserto, y al propio tiempo nos fortifica en el concepto de que este sarcófago es contemporáneo de los muros ciclópeos de Tarragona, dentro de cuyo recinto se encontró.
Algun tiempo despues de los sucesos descritos, se verificó por el Pirineo otra invasion de un pueblo de casta gala que se apellidaban celtas; estos unidos á los iberos formaban el pueblo celt-ibero, que tan celebre se hizo posteriormente. (13)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 46-47]

Páginas 46 y 47 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

la dispersion babélica.

Todas las crónicas de España, como procedentes de una fuente comun, estan contestes en el origen de la poblacion de la Peninsula y venida de los egipcios. Es muy cierto que estas relaciones plagadas de fabulas y hechos inverosímiles, narrados con tanta certeza y minuciosidad como si las hubiesen presenciado, las hacen sospechosas sin que por esto nos autorize á negarlas absolutamente.

La fábula es hija de la verdad y de la mentira y participa de ambas naturalezas. Romey en su introduccion á la historia de España, dice: “El origen de los pueblos no cabe duda que es recóndito; pero hasta en las exageraciones y en las fabulas se echa de ver la estampa general de una nación.” (Romey, Hist. de España cap. 1º fol. 10) Esta maxima que no signio, está muy en armonia con el principio que para negar á un pueblo su origen tradicional y su historia, es preciso probar lo contrario con fuertes é innegables argumentos. Desnudemos pues estas relaciones de la corteza fabulosa que las cubre, y hallaremos tal vez un principio de verdad.

Cuando la historia primitiva está sumida en la lobreguez de los tiempos; cuando la falta de datos historicos nos oculta la luz de la verdad, las conjeturas y el raciocinio suplen lo que no es dado asegurar.

La mayor parte de los pueblos primitivos fueron pastores; sus riquezas se reducian á numerosos rebaños que á un tiempo los alimentaban y vestian, y era su principal recurso. Su ajuar era sencillo, porque sus necesidades eran pocas. La vida nómada de aquellos pueblos pastores no hay duda que fue muy apropósito para la poblacion primitiva del Globo, porque obligados á buscar nuevos pastos, iban descubriendo terrenos virgenes y nunca hallados, sirviendo no poco á ello el maravilloso desarrollo y fecundidad de la primera generacion. (9)

Cuando estos aduares ó tribus errantes eran muy numerosos, se subdividian; y


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 44-45]

Páginas 44 y 45 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

esfuerzos tendremos que hacer para probar su prioridad. En primer lugar los egipcios habian abandonado la escritura geroglifica en la epoca de Moises, y conocian ya la alfabetica: lo prueba el Pentateuco escrito por este caudillo, que lo mismo que su pueblo habia nacido y se habia criado en Egipto; y por consiguiente habian aprendido en él las artes y las ciencias. Bien sabido es el abatimiento y abyeccion en que estaba sumido el pueblo de israel entre los egipcios, y la condicion servil á que los tenian destinados, pues aunque vivian entre ellos conservaron siempre su religion y su casta, como entre nosotros sucede con los judios descendientes de aquellos. Esta circunstancia hace inacceguible la idea de que los opresores tomasen de los oprimidos ni la religion ni las costumbres; mucho mas cuando era un interés de los ministros de la religion establecida conservar las preocupaciones de sus secuaces, y asi nos lo manifiestan las sagradas letras cuando los magos trataron en vano de sostener su honor en presencia de Faraon contra Moises en la ocasion de las plagas de Egipto: creemos al contrario que los hebreos tomaron en su esclavitud resabios de idolatría, como lo vemos demostrado en el desierto, adorando á los idolos que fabricaron ellos mismos en ausencia de Moises. Ademas, aunque en estos dos fracmentos se ve mucha expresion y verdad en la representacion de la generacion primera y de la divinidad, muy diferente de la idea que tenian formada de ellas los egipcios en tiempo de Moises, difieren sus accesorios bastante del contexto del Genesis, escrita segun la tradicion conservada y transmitida por los descendiente de Sem; lo qué indica en nuestro concepto otra época distinta. Fuera de ésta los egipcios no tuvieron contacto con los progenitores del pueblo del Señor mas que con Abrahan cuando se refugió á Egipto; pero fue tan breve esta permanencia que casi no merece citarse. No siendo, pues, como tenemos demostrado, contemporáneo de los descendientes de Jacob, debe precisamente remontarse a una época inmediata á


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 42-43]

Páginas 42 y 43 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

que haya querido cacarearse el hallazgo de la clave que facilita el descifrarlos. Los fenicios y los griegos simplificaron aun mas este sistema reduciendolo á ciertos signos, que combinados entre sí espresaban la palabra asi como la otra demostraba la accion, y esta escritura se llamó alfabética, y es la que nosotros conocemos. Esta modificacion refluyendo á su origen fue adoptada luego por los egipcios, dejando como tenemos dicho la otra simbólica y secreta para los sacerdotes que con ella escribian los misterios de su religion; y esta escritura primitiva es la que vemos en el monumento.
Poco despues del diluvio, cuando los hijos de Cam conducidos por Osiris pobló el Egipto, comenzó la idolatría. En un principio solo se propusieron los hombres venerar y respetar los inventos ó actos heroicos de sus semejantes; los beneficios de algunos animales, las virtudes de ciertas plantas, y esta veneracion y respeto, inocente en su origen, degeneró en breve en adoracion dando á las criaturas el culto debido tan solo á Dios, y esta religion adornada luego por los griegos con fabulas ridiculas y obscenas produjo la idolatria que alcanzó al cristianismo.
Los fracmentos num.s 1, 2, 3, 4, 7 y 8 presentan todo el carácter de la teogonía egipcia, virgen aun sin mezcla alguna de la mitologia que la siguió, y esta circunstancia con los geroglificos da fundados motivos para sospechar que este sarcófago se remonte á la primera época de la poblacion del Egipto, y contemporaneo del Hércules líbico, á quien parece por las multiplicadas representaciones que vemos en el que le fue dedicado. El fracmento numero 6 nos induce á creer que sin duda á la ereccion de este monumento los egipcios conservaban aun alguna idea de la primera creacion, que bien pronto perdieron confundiendola con las fábulas con que adornaron su mitología, y esta circunstancia robustece nuestra opinion.
Podrá objetársenos que esta idea de la primitiva creacion los egipcios podian haberla tomado de los israelitas en la larga mansion que hicieron entre ellos hasta la salida de Egipto conducidos por Moises; mas, pocos


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 40-41]

Páginas 40 y 41 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

la época de la ereccion de este monumento. Dificil de resolver, repetimos, pues cualquier cosa que se diga para probarlo será mirado con prevencion por los críticos modernos que niegan el principio, esto es, la venida de los egipcios á España, y en buena lógica, sin principio no puede haber fin. Sin embargo, aunque podriamos esquivar la cuestion contentandonos con lo que tenemos dicho, aventuraremos algunas observaciones filosóficas, que si no fuesen concluyentes para probar un argumento, que puede por si solo variar la opinion que se tiene formada sobre la historia primitiva, sirva á lo menos para ilustrar la materia, y forme tal vez la base para la verdadera solucion.
Bajo dos aspectos puede mirarse este argumento, y ambos resumidos pueden decir mucho.

Los geroglificos segun la historia, y la historia con relacion al monumento.

Vamos pues á examinar este dilema separadamente, y probaremos de sacar todo el partido posible de ello.
Los egipcios son con justicia considerados como los inventores de la escritura. Los restos de mas de tres mil años de antiguedad nos prueban con evidencia que ellos y no los fenicios y griegos fueron los que descubrieron tan precioso y util invento. En su origen la escritura se reducia á pintar groseramente el objeto que se proponian describir, ya fuese pasaje histórico o hecho particular, imitando á los personages que figuraban en él, con los vestidos, colores ó señales que podian hacerlos conocidos, y esta escritura hija de la pintura se llamó geroglifica. Poco despues fue simplificandose dando á ciertos signos un valor ideal, que encerraba cada signo un concepto, y entonces se llamó hierográmata ó sacerdotal, ya porque eran ellos casi los que esclusivamente la usaban, ó ya por ser muy comun en monumentos mortuorios, y en este caso se ven generalmente mezclados geroglificos y hierográmatas. Facil es de concebir que esta escritura solo servia para una generacion, para un pueblo, y mientras durara la memoria del suceso descrito, mas luego era de dificil y dudosa interpretacion, por mas


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 38-39]

Páginas 38 y 39 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

te debian practicar se hubiesen mezclado las capas de aluvion, y, como tenemos dicho, estas capas estaban intactas cuando las vimos, y describian unas largas lineas paralelas. Finalmente, nos prueba que fue colocado allí por el pueblo que lo construyó los pasages representados en él, que tanta coincidencia tienen con los hechos relativos á la primera poblacion de la peninsula, que sin el menor miramiento han sido calificados por los criticos modernos de fabulosos, pasando de un estremo á otro; viniendo este monumento á demostrar la falacidad de los calculos humanos. Debemos seguramente la conservacion de este precioso resto, al pavimento romano que lo cubria, impidiendo las infiltraciones de las lluvias y otros accidentes atmosfericos.
La relacion de aquella gente ruda vino á confirmar la descripción precedente; y á lo que parece, al descubrirse el angulo del monumento de un color terroso, creyeron que seria un pedrusco, y no queriendo salir á los primeros esfuerzos, fueron rompiendolo á pedazos, hasta que, al saltar una de las incrustaciones adheridas á él, puso patente á su vista el mérito de la pieza y la equivocacion padecida, pero irremediable ya. Imposible seria describir las dificultades que nos costó arrancarles esta declaracion, que rehusaban, temerosos del castigo por haber destruido un objeto de tanto merito y valor.
Tampoco fue posible averiguar con certeza la existencia del cadáver, pues como mezclaron la tierra de arriba abajo, los restos de este se confundieron en tal caso con los de los ingleses, y juntos fueron recogidos sin poder sacar en limpio otra cosa. Es indiscutible que era sepulcro y no cenotafio por el deposito de asfalto que se observa en uno de los angulos de la pieza numº. 13 en donde quedaron impresas las señales de la tela ó sudario con que estaba amortajado como ya tenemos dicho.

En qué época fue construido?

Problema es este de dificil solucion. Ciertamente seria de un interés incalculable para la historia si pudiera determinarse con exactitud


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 34-35]

Páginas 34 y 35 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

te la venida de los egipcios á España, con las relaciones de los historiadores antiguos, fundados en la tradicion y en las crónicas que lo afirman, juzgamos que este monumento, como instrumento coetáneo tal vez resolvería el problema; por otra parte, habiendose encontrado próximamente en el lugar donde los romanos tenian su ciudad patricia, y sabiendo que estos conservaban en sus gabinetes antigüedades que hacian transportar de lejanas tierras, en especial del Egipto, como lo demuestran los obeliscos de Roma, que algunos compradores hicieron transportar á gran coste de aquellas regiones, llegamos á opinar que este resto debiera sin duda ser traido por alguna de las legiones que vinieron de Oriente. Para juzgar con conocimiento de causa, y recoger todos los datos oportunos, nos trasladamos al lugar donde se practican las excavaciones.
Cuando la guerra de la independencia trajo á España las armadas y ejercitos ingleses aliados, cedió esta ciudad un pedazo de terreno para cementerio de los que fallecieron en ella, que desde entonces fue conocido por “cementerio de los ingleses”, y entre el vulgo por fossá dels Jans. Al llegar la escavación á este lugar, los cónsules de las naciones protestantes manifestaron la necesidad de recoger todos los restos que se encontraban para trasladarlos con todo decoro al cementerio nuevo. Al efecto construyeron unas grandes cajas, que llenas de despojos humanos eran conducidas en carretones por los presidarios.
En este mismo terreno, pues, fue descubierto este monumento, y por una singular coincidencia, exactamente debajo de los panteones de los generales ingleses existía el sarcófago de un caudillo egipcio, descansando en un mismo espacio los gefes de dos distintas espediciones, tal vez análogas en su objeto, lejos de sus respectivos paises y familias, separados unicamente por seis pies de tierra, producto de cuatro mil años. ¡Cuantas revoluciones ha sufrido el Globo, cuantos trastornos, mientras la naturaleza iba depositando tranquilamente estas capas, que cada una es la historia de diez generaciones!


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 30-31]

Páginas 30 y 31 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

dagar por el mismo monumento la epoca en que fueron construidos, dando solucion al problema.
A la derecha del cuadro hay una colmena en figura de torre rodeada de abejas, que al parecer se dirigen contra tres aves que ocupan la parte superior, y se defienden de ellas a picotazos. Algunas caen muertas, y otras tomando insensiblemente forma humana, se dirigen ácia occidente, dirigidos por dos lineas de golondrinas, y acaudillados por un hombre cubierto de una piel, armado con una clava y un broquel. La falta del marmol impide ver la continuacion, pero un hombre postrado á sus pies, y otros tres colgados á un árbol con las cabezas al lado, indican una conquista. ¿Simbolizará la colmena la catástrofe de Sennáar, las abejas y las aves la batalla de los Titanes con los dioses, y la venida a España del Hercules libico? Sus autores consideraron tan claro el objeto de este dibujo emblemático, que no creyeron necesario comentarlo con hierográmatas como los otros.
En esta pieza, que estaba fracturada por tres partes, se observa en el ángulo superior de la derecha un depósito de asfalto, que sin duda con el calor resudaria la momia, y en él se ve impresa la tela ó sudario que la envolviera segun la costumbre egipcia. Es muy sabido que estos preparaban los cadáveres en sus disecciones con el asfalto ó betun judaico, el cual tiene la propiedad de identificarse con la carne, inyectandose por las venas, arterias y poros, ocupando el lugar del liquido, y haciendo impermeable el cadáver se conservan como vemos. Esta mancha, pues, nos pone en manifiesto la existencia de un cadaver ó momia, como luego tendremos lugar de repetir.

¿Sería tal vez trasladado á nuestro país este sepulcro por alguna de las muchas naciones que dominaron en él?

Para contestar á esta pregunta preciso es que descendamos á hacer una minuciosa descripcion de las circunstancias que acompañaron su descubrimiento para certificarnos que fue colocado en el lugar donde se encontró por los mismos que lo construyeron.