Carta 11ª del Capítulo 1º del Legajo nº 12 – (Pág. 2)

Página 2 de la undécima carta contenida en el capítulo 1º del Legajo nº 12 de la Colección de Antonio Delgado y Hernández del Fondo Antiguo de la Universidad de Sevilla.

En esta carta del 12 de abril de 1853, escrita por Antonio Delgado, le comunica a Pedro Sabau sus impresiones de su estancia en Barcelona.

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 16-17]

Páginas 16 y 17 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

á esta victoria viendose decapitados los tres hermanos, y sus cabezas con los príapos en la boca, son llevadas por tres guerreros vestidos de pieles.
Esta cara no tiene cenefa, pero se observa á su izquierda otro clavo de cobre, y la señal de union entre esta y la pieza que formaba el costado izquierdo.

Fracmento Nº. 8.

Anverso. Para tener propicio al Nilo en determinados dias los egipcios le ofrecian sacrificios, no vacilando las madres en entregar á sus propios hijos en holocausto; lo qué se ve representado en este fracmento.
Reverso. En el reverso se vé á un idolo de estrañas formas entre dos piras, y á Hércules ofreciendo sobre una de ellas en sacrificio una cabeza de ciervo: ¿Querrá tal vez aludir á la cierva de los cuernos de oro, otro de los trabajos de este héroe? Aunque no completo se distingue muy bien la piel de leon como en los fracmentos anteriores.

Fracmento Numº. 9.

Tiene tanta relacion el asunto de este fracmento con la historia de España primitiva, que no podemos desentendernos de intentar su esplicación.
En el anverso se ve la paródia del jardin de las Esperides, Egle, Aretusa y Hesperatusa, unidas en un solo tronco; para indicarnos sin duda su conformidad de genios y costumbres llevan en las manos instrumentos de labranza, y de sus pechos mana leche que fecundiza el jardin. En el centro de este, rodeado de espigas, se ve el celebre árbol que producía las manzanas de oro, y á la izquierda de las tres hermanas el vigilante monstruo que lo guardaba. La fiera tiene tres cabezas, una de gallo indicando la vigilancia, otra de perro, que es el símbolo de la fidelidad, y el de la fuerza en la de leon. Lastimosamente falta la continuación del cuadro, pero se observa una punta de lanza dirigida á la fiera, que sin duda alguna pertenecería á Hercules. Nos abstenemos de comentar su contenido, pues es bien manifiesta la idea que encierra la fabula,