“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 06

Página 06 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 04

Página 04 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 72-73]

Páginas 72 y 73 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

unos 400 pies de circunferencia, mientras que los indigetas conservaron lo restante de la ciudad y el territorio vecino, el cual solo tenia algunas leguas de ambito. Pero lo que no es menos peregrino es que este rarisimo estado de existencia lo hayan conservado religiosamente ambas partes por espacio de muchos siglos. Cada cual retuvo sus propias leyes gobernandose a su modo con cabal independencia; y los Romanos hallaron en tiempo de su primera venida a España, a los dos pueblos viviendo aun separados por aquel mero vallado. En los primeros tiempos, los Foceos conseptuandose endebles y no atreviendose a contar con tan debil salvaguardia, la custodiaron eficazmente fortificandose pausadamente en su posicion, sin que los Indigetas opusiesen el mas minimo obstaculo. Rara vez comunicaban con estos y por una sola puerta, la cual estaba noche y dia desveladamente guarda, alternando en su guardia un magistrado. Trasnochaba un tercio del vecindario sobre el muro y atajaba a todo Español; y cuando los Foceos salian por la parte de la ciudad de los Indigetas, iban siempre muchos y bien armados como si se hubiesen recelado de algun ataque imprevisto.” (Romey Tomo 1. fol. 37)
Esta relacion de Romey viene a confirmar lo que tenemos dicho con respecto a la independencia de las ciudades de la costa de Cataluña hasta la venida de los Romanos, manifestando con evidencia que a la llegada de aquellos estrangeros los Españoles tenian ya ciudades y se resistieron lo que supone una civilizacion anterior a aquella venida.

Nota N. 2 pag. 27

“Por el mismo nombre de Hercules se conoce claramente que este dios es el Sol, pues las dos palabras Heras y cleos de que se compone el nombre de Heracles o Hercules significan aire y gloria; y es cierto que la verdadera gloria del aire consiste en la iluminacion del sol, por cuya virtud el espiritu de las tinieblas se esconde en el abismo. Los sacerdotes Egipcios honran con muchedumbre de ritos el multiciple poder de este dios, significando con esto, que Hercules entra por todo, y es entre todos el sol. Tenemos de esto mismo un argumento nada despreciable en un hecho historico de otra nacion.”
“Cuando Theron rey de la España Citerior, agitado de furor se dirigió con una armada naval contral el templo de Hercules, los Gaditanos le salieron al encuentro con sus naves largas; en lo mas recio del combate, con todo que la fortuna era igual, los bageles del rey se vieron precisados a huir, y al mismo tiempo un incendio imprevisto los consumió. Algunos poquisimos prisioneros, que quedaron con vida, dijeron haber visto sobre las proas de los Gaditanos unos leones que despidiendo rayos por la boca semejantes a los que pintan alrededor de la cabeza del sol, quemaron con ellos la armada.” (Macrob. Saturn. Lib. 1 Cap. 2 pag. 272)
Parece que Macrobio tuvo a la vista este fracmento al describir la relacion que precede y nos abstenemos de hacer comentarios sobre ella.

Nota N. 3. pag. 28

Parece fuera de duda que la religion que profesaban los Iberos primeros pobladores de España era la primitiva, adorando un solo Dios incorporeo: asi lo demuestra el pasage representado en este fracmento, y con el quisieron manifestar los autores del sepulcro las costumbre inocentes de los naturales a su arribo a nuestras costas. Las primeras semillas al politeismo indicadas por los objetos mitológicos de los fracmentos N.º 1, 2, 3, 4, 7 y 8 no habian aun cundido entre los indigenas a la llegada de aquellos estranjeros, y esta circunstancia confirma la remota época que damos a su construccion.
Los primeros hombres no se servian de templos para ofrecer sacrificios al Todopoderoso: bastaba una tosca ara en medio de los campos o en la cumbre de las montañas (Vease el Genesis Cap. 8 y 15 vers. 10 y 9) y los sacerdotes eran los ancianos del pueblo.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 28-29]

Páginas 28 y 29 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

momia en su vientre, el centro comun de la especie humana, los rayos emanados de él, el impulso escéntrico de la primera poblacion, y finalmente los fantasmas y murcielagos, la oscuridad emblematicamente de la tierra antes de ser poblada. Estas conjeturas, que no pasan de tales, son hasta cierto punto confirmadas por las figuras que forman, por decirlo así, el marco de este cuadro; y aunque al parecer sus pasages son inconexos, tienen en nuestro concepto intima relacion entre sí, especialmente si se considera que los hierográmatas supliran sin duda lo que falte.
En su parte superior se ve á un sacerdote sacrificando en una tosca ara sin idolo alguno, que evidentemente manifiesta la religion primitiva con la sencillez de los primeros tiempos. (3) Las antorchas llevadas por las doncellas ó sacerdotisas pueden indicar tambien los sacrificios nocturnos dirigidos á la luna, que graves historiadores suponen fue la primera y mas constante religion de nuestros primitivos pobladores. La fractura del marmol nos impide ver la confirmacion de este aserto. Al lado siniestro se ven dos piraguas tripuladas de gente armada intentando un desembarco pacifico, pero son recibidos hostilmente por los indigenas desnudos. ¿Seria este el Gerion de las antiguas crónicas, que pasando del Africa á nuestro país vino á tiranizarlo? Estas piraguas siguen al parecer una linea de atunes, y tal vez los guió á España el objeto de la pesca, tan abundante en nuestras costas meridionales. (4) Debajo de las figuras hay una linea de hierográmatas.
El cuadro inferior está dividido en dos partes por un arbol; el derecha, siguiendo el modo de escribir oriental, que sin duda tendrá relacion con los caracteres que hay debajo, se ve á Hércules robando los bueyes á Gerion. (5)
A la izquierda hay unos egipcios construyendo la muralla ciclópea, que como dijimos en el fracmento nº. 11, tiene tanta semejanza con las de Tarragona, y este monumento interesante nos evidencia cuales fueron los constructores de estas célebres murallas, objeto por tantos siglos de vanas investigaciones y encontrados pareceres. Tal vez en breve podamos in-


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 26-27]

Páginas 26 y 27 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

mente cuadrada, del mismo ancho del fracmento numero 11, esto es, 18 ½ pulgadas de lado. En el centro tiene embutido á modo de mosaico, otra pieza cuadrada negra y brillante como el azabache, de 8 ½ pulgadas en cuadro. Al parecer, este fracmento ocupaba el centro del fondo del sepulcro, y la pieza negra, llena de objetos simbolicos, fue construida por un habil artista. Asi lo atestiguan la perfeccion de las formas y la delicadeza de sus perfiles, diestramente esculpidos en el marmol que contrasta singularmente con la rudeza de los dibujos que la rodean; y hace evidente que este sepulcro fue trabajado á un tiempo por distintos artistas.
En medio de la pieza negra hay entallada una figura ó momia de marmol blanco, con los brazos cruzados, imitando tal vez al cadaver de que era objeto el sepulcro. La cara la forma otra pieza embutida de marmol de color carne tostado. Esta momia está tendida sobre una piel de leon perfilada de blanco sobre el marmol negro, rodeada de rayos. A los pies hay dos peveteros que despiden perfumes y producen unos insectos como abejas describiendo una elipse alrededor de la momia y piel, y al parecer la defienden de unos génios maléficos que la rodean de rara figura, y arrojan rayos por la boca. En los dos ángulos inferiores hay embutidas dos lloronas de marmol asi mismo blanco como las demas figuras. (2)
Dificil seria esplicar la significacion de estos emblemas, que ya podrian las abejas indicar algun dios tutelar de este individuo ó casta, defendiendo con sus cuerpos á su protegido, de las influencias malignas de aquellos vampiros; ya tambien podria ser la mistificacion del Hercules, que entre los egipcios era sinónimo del sol, ahuyentando con su presencia las tinieblas, para indicar emblemáticamente la civilizacion que como la luz material nos vino de oriente á occidente. Entonces tendriamos demostrado el oriente en los peveteros y perfumes, y en la abejas las generaciones producidas en aquella region, que poblaron el continente africano. Las abejas entre los egipcios simbolizaban á las colonias, y asi se traduce en los geroglíficos. El sol que lleva la


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 12-13]

Páginas 12 y 13 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

jas, simbolo de la dulzura. Dentro del espiral hay varios signos, al parecer zodiacales para indicar sin duda los nueve meses del embarazo; y el fuego con alas que se ve debajo, será tal vez el emblema del fuego de la sensualidad. Para hacer mas demonstrativo el cuadro de la primera generacion, se ven dos palmeras de distinto sexo; y bien sabido que jamas fructifican sin recibir mutuamente sus emanaciones; que en esta hay ademas el contacto fisico por el cruzamiento de sus palmas.
Creemos ver asi mismo el buen y mal genio en figura de serpientes, á imitacion de la que nos habla el Génesis. La representacion del buen genio en figura de serpiente con cabeza humana, parece que tuvo su origen en Egipto, y conocido posteriormente por Agato-demone. Coronando por fin la parte superior del cuadro un fracmento de Zodíaco y parte de un arco compuesto de estrellas con el sol en el centro vivificando con sus rayos al Universo, y los recibe á su vez de la divinidad demostrada en el trozo siguiente que vamos á describir.
Tres triángulos reunidos por su base en forma de pentágono sin principio ni fin es el único objeto de este cuadro. En el centro de cada uno de los espacios que dejan el cruzamiento de los triángulos, hay otros tantos ojos, emblema de la eterna sabiduría. En los vértices de los cinco ángulos hay cinco brazos derechos adornados con alas, para manifestarnos sin duda la omnipotencia divina, y la celeridad ejecutiva de su voluntad. Entre uno y otro, rayos y centellas; atributo, que en todas épocas y religiones ha acompañado á la divinidad superior. En el espacio inferior hay unos rayos de luz que sin duda tenian relacion con el sol del fracmento anterior. Finalmente, varias estrellas diseminadas nos indican el empireo, lugar que siempre ha sido considerado como la mansión del Ser supremo. Sensible es que no se haya encontrado la continuacion de estos fracmentos, pues nos hubiesen demostrado tal vez algun otro pasage de la escritura, anterior al Pentateuco. De todos modos creemos que es un original é interesante fracmento, digno