Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 92-93]

Páginas 92 y 93 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Segun este sistema, los Celtas é Iberos vendrian del Asia por la Armenia entre el mar Caspio y el Ponto Euxino; por la Sarmacia Europea, atravesando el Tanais; por la Polonia, Germania y Galia; curso que necesariamente debia absorverles mucho tiempo, y dejando poblacion segun supone Masdeu, mucha gente. Como por necesidad antes de entrar a España debian atravesar la Francia, tenemos que si dejó poblacion a su paso, como nos indica, los Celtas Franceses son sin contradiccion anteriores a los Españoles. Alega este crítico que los historiadores hablan de los Celtas Españoles mucho antes que de los Celtas Franceses: esto nada tiene de estraño. Los Fenicios y los Griegos apenas conocian la Francia cuando ya tenian establecimientos en el litoral de España, y casi su comercio se concretaba con este pais. Suponiendo que la Narboncia formaba entonces parte de la España, es muy regular que hablaran solo de lo que tenian conocimiento y aun esto muy vagamente.
“Los celtas añade, salieron de la España occidental que habitaban (1500 años antes de Cto) y ocuparon sucesivamente los paises septentrionales y meridionales de la misma España. Los Iberos rechazados por los Celtas salieron de España y entraron en Francia (1400 años antes de Cristo) y corridas las provincias de ella penetraron en casi todas las de Italia (1300 años antes de J. Cristo) Luego pasaron a las islas de Corcega, Cerdeña y Sicilia y llegaron a la Georgia. (1200 años antes de Cristo) que dieron el nombre de Iberia (Masdeu. Lib. III, parrafos 7, 8, 9, 11 y 12)
De manera que con poco mas que hubiesen andado, teniamos a los iberos de donde habian salido. Esto en nuestro concepto en vez de una sana critica es un delirio. Debemos confesar que nos repugna sobremanera este sistema retrogrado contra el curso natural de la población universal, de la cronologia y de la historia. Segun Masdeu los Iberos de las costas orientales de Napoles tomaron la derrota hácia la Grecia y por el estrecho de los Dardanelos pasaron al Helesponto, Phrygia, Capadocia, las dos Armenias y finalmente llegaron a la Iberia Asiatica. Este es el curso indicado y que necesariamente debian seguir; y ¿es posible calcular que un puñado de Iberos Españoles acometieran tan temeraria empresa, atravesando impunemente la Grecia en una epoca en que tenian ya establecidas monarquias, lo que supone un gran desarrollo de poblacion y de cultura? ¿Es acceguible la idea que la Georgia inmediata al centro comun de la especie humana y de la civilizacion, recibieran tranquilamente a aquellos nuevos huespedes medio salvajes, y llegara su abnegacion a tomar de ellos hasta los nombres del pais de donde venian?
Para formar esta estraña hipotesis, mas a cuenta le hubiera salido al Sr Masdeu aceptar el sistema de poblacion por las columnas de Hercules, y entonces citaba en su apoyo a Dionisio de Halicarnaseo el cual en la descripcion geografica del mundo antiguo comienza por el Egipto; siguen los Africanos, se introduce a Europa por el estrecho, encuentra a los Celtas, Scitas y a los Indianos.
En comprobacion de lo que tenemos dicho anteriormente damos a continuacion un estado cronologico de las monarquias mas notables de la Grecia, anteriores a la epoca en que según Masdeu verificaron su pase por ella los Celtas 1200 años antes de nuestra era, 2804 del mundo.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 84-85]

Páginas 84 y 85 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Nota N 11 Pag. 49

El raciocinio y la conviccion nos han decidido a aceptar este sistema opuesto en verdad a la opinion de los criticos modernos. Entre las innumerables historias de España escritas hasta el dia, ninguna en nuestro concepto se aproxima tanto a la verdad como la del critico Romey, si hubiese hecho en obsequio de la sana critica abdicacion de este espiritu de nacionalidad que siempre ha preocupado a los escritores franceses: hablamos del prurito de querer que en todo hasta en la primera poblacion les seamos inferiores.
Separado este principio, debemos confesar que el sabio frances buscó el origen de los sucesos en su raiz, combinando en lo posible este cumulo de escritores antiguos tan manoseados, comentados y esprimidos, con los monumentos, indole y caracter del pueblo que se propuso describir.
El Sr. Romey establece por principio, que la poblacion primitiva de España se verifico en tres períodos: el de los Euskaros (Romey pag. 12) en una remotisima época que se esconde en el denso velo de lo pasado; el segundo de los Vacceos (Ibio pag. 16 y 25) 1600 años antes de J.C.; y finalmente el de los Celtas (Ibio pag. 12) seis siglos antes de la era vulgar, y que las tres se verificaron por los Pirineos. Por lo que toca al dos ultimas estamos perfectamente de acuerdo; mas en cuanto a la primera, no nos satisfacen las razones del colega, como luego demostraremos.
Este crítico cree reconocer en la indole, costumbres y lengua de los primitivos Españoles un origen indo-escita, como dice lo reconocieron los escritores Griegos y Romanos. Esto no pasa de mera conjetura y no es prueba convincente. “Algunas tribus indas dice, escito-indas, pastores y guerreros, llevando una vida errante, han podido llegar en la antigüedad de mansion en mansion desde la Peninsula del Indo y de la India-escitia hasta la region mas retirada del Occidente de Europa, y establecerse alli en parte ó enteramente…” (Romey pag. 12) Vamos a probar lo contrario con datos cronológicos.
El diluvio Universal segun los cómputos mas arreglados, acaecio en el año 1656 del mundo, 2348 antes de Jesucristo. La dispersion babélica se verificó segun Masdeu 101 años despues y segun otros 150 que fue en este ultimo caso 2198 años antes de la era vulgar. Romey coloca la invasion Vaccea en 1600, mediando un período de 600 años desde aquella dispersion a aquella invasion: tomando por tipo un termino medio, resulta, que la primera invasion Euskara se efectuó 300 años despues de la citada dispersion, tiempo absolutamente indispensable para poblar la India y de cuyo exeso de poblacion debian salir las emigraciones que segun Romey llegaron al Occidente de Europa.
La India-escitia estaba situada en el Asia a la desembocadura del Indo, de los 25 a 30º de latitud norte y 85 a 90º de longitud entre la Asiria, la Persia y la China. Aquellas tribus de pastores y guerreros para venir a Europa debian necesariamente seguir el curso del Indo hasta su origen, penetrando en la Scitia para poblar este inmenso pais conocido en el dia por la Gran Tartaria: luego costeando el mar Caspio debian poblar la Sarmacia Europea hoy Moscovia, atravesando el Roha ó Volga; y por la Polonia, Germania y Galias paises septentrionales de Europa, introducirse en la Peninsula.
Por grande que fuese el desarrollo de la poblacion primitiva, suponiendo que aquellas generaciones iban empujandose consecutivamente de mansion en mansion, dejando poblacion a derecha é izquierda, luchando siempre con las dificultades naturales que debian oponerse a su marcha por terrenos virgenes y llenos de maleza, atravesados por caudalosos rios, montañas inaccesibles, bosques impenetrables, lagos y otros mil obstaculos como tenemos dicho, nos parece críticamente hablando que no son suficientes las nueve generaciones producidas en los 300 años para poblar tan dilatados paises; y aun en nuestro concepto tomando en consideracion la lentitud de una marcha tan penosa y sin direccion