Plano de la acrópolis primitiva de Tarragona

Plano de la acrópolis primitiva de Tarragona perteneciente (según la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes) al informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(2).

Plano-de-la-acropolis-primitiva-de-Tarragona

La transcripción de las anotaciones en el plano es la siguiente:

Explicación
—– Muro ciclopeo existente
+++++ Restauración segun Pons de Icart
A. Fuente natural
B. Silos primitivos
C. Puertas ciclopeas
D. Pozo primitivo abierto en roca viva
E. Excavaciones de 1853 en los terrenos de D. J. Fernández y cloaca
F. Cantera del puerto
G. Antigua puerta de Sagunto que cita POns de Icart
H. Antigua desembocadura del Subi, Yulcis o Francolí
I. Escollera y puerto romano
J. Puerta de entrada al circo
K. Lugar que ocupa la puerta del carro que cita D. Miguel Cortés
L. Castillo de Pilatos
LL. Puerta del Socorro y torreon de San Magin
M. Baluarte de Carlos V
N. Lugar donde corresponde la puerta de S. Francisco
O. Baluarte de S. Pablo
P. Colina del fuerte real
Q. Punto de arranque del muelle nuevo
R. Mirador
S. Baluarte de S. Antonio
T. Lugar en donde estaba el Anfiteatro
U. Sepulcro antiguo en 1854
V.V. y X. Palacio y templo de Augusto
Y. Puerta de S. Antonio

Explicación

—– Muro ciclopeo existente

+++++ Restauración segun Pons de Icart

A. Fuente natural

B. Silos primitivos

C. Puertas ciclopeas

D. Pozo primitivo abierto en roca viva

E. Excavaciones de 1853 en los terrenos de D. J. Fernández y cloaca

F. Cantera del puerto

G. Antigua puerta de Sagunto que cita Pons de Icart

H. Antigua desembocadura del Subi, Tulcis o Francolí

I. Escollera y puerto romano

J. Puerta de entrada al circo

K. Lugar que ocupa la puerta del carro que cita D. Miguel Cortés

L. Castillo de Pilatos

LL. Puerta del Socorro y torreon de San Magin

M. Baluarte de Carlos V

N. Lugar donde corresponde la puerta de S. Francisco

O. Baluarte de S. Pablo

P. Colina del fuerte real

Q. Punto de arranque del muelle nuevo

R. Mirador

S. Baluarte de S. Antonio

T. Lugar en donde estaba el Anfiteatro

U. Sepulcro antiguo en 1854

V.V. y X. Palacio y templo de Augusto

Y. Puerta de S. Antonio

No me cuadra la fecha de realización de este plano, que fechan en 1851. Pienso que dan esta fecha por ser la misma que la del informe, pero si uno observa el plano, puede ver escritas fechas de 1853 o 1854. No creo que Buenaventura Hernández Sanahuja pudiera leer el futuro.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 76-77]

Páginas 76 y 77 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Nota N 5. pag. 29

Está la historia primitiva de nuestro pais tan embozada con las relaciones fabulosas de los Griegos, que la hacen impenetrable. Creemos sin embargo, que estas mismas fabulas tuvieron sin la menor duda origen de algun hecho verdadero. Nacidas en el mediterraneo, fueron sucesivamente prohijadas por todas las naciones antiguas de su litoral, y cada una se las apropió robandolas a su antecesor. No obstante, los Egipcios fueron sin disputa los primeros que verdadera ó fabulosamente las engendraron. Desgraciadamente para la historia, no tuvieron poetas ni escritores que las comentasen como las otras, y de ahí deriva la ignorancia de su verdadero origen mas al traves de este densisimo velo se ve traslucir un Hercules egipcio, un Gerion africano y un pais al estremo del mundo, teatro de una revolucion fisica que llenó de luto a la especie humana. La fabula puede mudar los accesorios, pero queda siempre la fisonomia original. El unico dato que asoma despues de las tradiciones es este monumento tan elocuente a nuestro entender, como las relaciones exageradas de los Fenicios y Griegos, y mas veridica porque es coetánea.
El critico Masdeu niega rotundamente estos hechos prohijando otros de tan inverosimiles si se quiere como aquellos. Romey se contenta con describirlos, y los juzga invenciones de los Fenicios, interesados en alejar de las costas de España a las otras naciones navegantes.
“Por otra parte, dice, los Fenicios no llevaban a mal la nombradia de tan asombrosas relaciones y estaban interesados en enmarañar sus viajes y los descubrimientos que iban haciendo, para vincular en si tras el resguardo de la supersticion todas sus ventajas. Asi se afamaron la historia de los bueyes de Gerion, la de la venida de Baco a España y de su compañero el dios Pan con la conquista que hicieron las hazañas de Hercules y los reinados de Hispano, Hespero y Atlante.” (El origen de los cuatro primeros es absolutamente egipcio)
“Con todo, alguna de estas historias son de algun realce, por cuanto vienen a corroborar figuradamente una verdad fisica. Tal es aquella segun la cual el Hercules Tivio o cualquier otro heroe del mismo nombre de Hercules (vease en la nota N. 2 el origen de este nombre) despues de haber muerto a Busiris y vencido a Anteo pasando de Africa a España derroco el estrecho (fracmto N 5) y unio asi el Mediterraneo con el Océano, los cuales habian estado separados hasta entonces por un istmo; arrollando con su pujanza cuantos estorbos se oponian a la comunicacion de ambos mares. Entre todas las apreensiones poeticas relativas a Hercules, esta es la que se parece mas digna de consideracion, por cuanto enlaza la historia de los hombres con la del mundo y la de la naturaleza. En este desquicio del estrecho atribuido al heroe y en el desvio de los dos grandisimos escollos que atajaban la union de uno y otro piélago y que fueron llamados columnas de Hercules, está palpablemente cifrada en nuestro dictamen una de las epocas mas grandiosas de la naturaleza, y de las convulsiones mas violentas del globo terrestre, y el trance en que el mas poderoso de los piélagos, tajando los peñones que enfrenaban el impetu de sus olas, desaguó disparadamente en el otro, variando y alterando notablemente la planta de la Italia, zanjó la Sicilia, elevo islas donde no asomaran antes, sumergiendo otras florecientes en lo antiguo, y con ellas muchas regiones mediterraneas… Los Turdetanos mas vecinos de Cadiz era en donde situaban los Griegos su famosa Tartesia y la isla afortunada de Eritia donde pacian los innumerables rebaños de bueyes de Gerion, sitios celebrados por Homero Estesícoro (Hablando Estesícoro del rebaño de bueyes de Gerion, dice que nacieron en las cuevas de las rocas, casi enfrente de la celebre Eritia, cerca de las aguas inagotables del Tarteso cuyo lecho es de plata) y Anacreonte… (Romey, páginas 14 y 31)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 74-75]

Páginas 74 y 75 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

El abate Dupleix pasmado de la simplicidad de la primera religion española “es una cosa admirable dice, que estando todas las otras naciones del mundo sumergidas en la idolatria, y en el culto de las diversas divinidades distintas, con nombres diferentes, los Celtiberos adorasen un solo Dios sin nombre. Ellos se conformaban en esto con los principios de la verdadera teologia, la cual confiesa al Dios verdadero inefable, y cree que ninguno es capaz de nombrarle ni dignamente, ni con propiedad.” (Dupleix. Memoires des Gaules. Lib. 2 cap. 41)
Prueba tambien este resto la casta pura todavia de los Iberos sin mescla aun del celticismo; y nos evidencia otro distinto origen. La mayor parte de historiadores franceses hablan de politeismo celto-galo, apoyados en el testimonio de Cesar, Estrabon Diodoro, Mela y Lucano. Romey cuya autoridad no puede sernos dudosa en este concepto, hablando de la religion de los celtiberos antes de verificada la mescla, dice: “Sobre el promontorio Cúneo (cabo de Sta Maria) habian levantado estos pueblos monumentos de forma peregrina…”
“Artemidoro, dice Estrabon, añade que el supuesto templo de Hercules que alli enseñaban es una ficcion ideada por Eforo; que no hay aras dedicadas a Hercules ni otra divinidad; que solo en algunos parajes se hallan tres ó cuatro piedras, unas encima de otras; que cada ve que arribaban los navegantes a tenor de una antigua tradicion vinculada en las familias, desbarataban las piedras y las mudaban de asiento; que se limitaban a dirigirle oraciones, pero que no les era licito sacrificar en aquel sitio ni desembarcar mientras llovía, suponiendo que durante este tiempo lo ocupaban los dioses; que aquellos que solo estaban alli por curiosidad pasaban la noche en una aldea vecina… Es positivo que se hallan piedras semejantes en muchos parajes de Europa y Asia. Tan extraños monumentos, dice Pausanias, nos parecen aras, erigidas a los dioses que imperan a los vientos. Y tales monumentos, aunque no autorizan para creer que el druidismo fuese la religion de los celticos, parece referirse sin embargo al antiguo culto religioso de los galos, y acaso sean en realidad monumentos druidicos…” (Romey. Hist. Esp. Tom. 1 fol. 16)
“Sin embargo, muy bárbaros debian ser todavia (los Turdetanos) absortos en sus apreenciones y sin tributar su culto mas que a dioses desconocidos y sin forma humana, horrorizandose con las divinidades que intenconnaturalizan con los estrangeros. En cuanto a la religion de los Galaicos, dice Estrabon, que en su tiempo no tenian ninguna, sin duda porque no tributaban culto alguno a las divinidades de la teogonia pagana…”
“Parece que la religion de los celtiberos fue la de los galos primitivos, alterada quizas con algunas supersticiones que les llegaron de Oriente. Lo que consta en este punto es poquisimo; sacrifican, dice Estrabon, todas las noches de plenilunio delante de sus puertas a un dios sin nombre; y pasan toda la noche bailando con su familia.” (Estrabon Lib. III c. 4 – Romey fol. 15, 18, 24)

Nota N 4. pag. 29

Que la pesca y salazon es muy antigua en las cosas meridionales de la Peninsula, y que la iban alli a buscarla de muy lejos, nos lo espresa muy bien Romey.
“Muchas ciudades en tiempo de los Fenicios llegaron a florecer por su comercio, como Malaga y Cordoba. La primera, tan conocida en el dia por sus viñedos y su vino estomacal lo era entonces por su pesca salada que iban a buscar desde muy lejos. Este comercio de salazon no se hacia absolutamente en la ciudad sino en una islilla vecina, segun el regimen saludable de los Fenicios de plantear sus mercados fuera de las poblaciones. Malacha, en griego  griego, la ciudad de las salazones. Malach en hebreo, y sin duda en Fenicio, significa salar. (Romey fol. 33)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 70-71]

Páginas 70 y 71 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

El celebre hebreo Benjamin en su itinerario hace mencion de la muralla espresada, considerandola Anacaea o Griega; lo que le valió a este erudito observador el titulo de visionario por los criticos modernos. Benjamin observó en la construcción de esta muralla, y tal vez en otras que habrán dejado de existir, una diferencia muy marcada con relacion a las obras romanas que existian en esta ciudad; unicamente pudo equivocarse este sabio en los caracteres considerandolos griegos: esto nada tiene de extraño porque en su época no se tenia aun conocimiento de los alfabetos celtiberos y podia muy bien confundirlo, o mejor dicho, tomarlo por uno perteneciente a alguna de las naciones que habian existido en la Peninsula. Sin embargo, debemos confesar que observó lo que nadie antes ni despues de el habia observado, y creemos hacerle una justicia consignandolo aqui.
Esta muralla se compone de 19 filas de sillares almohadillados, que describen otras tantas líneas horizontales paralelas al terreno cuyas sinuosidades siguen produciendo el mas bello efecto. En el centro de este fracmento se observa un portillo ó brecha abierta por el ariete. Al falsear la muralla por su pie, los sillares fueron abajo; las dos lineas superiores faltandoles el apoyo cedieron y quedaron apuntadas describiendo una curva en la linea recta espresada, de modo que forma un portillo circular, por donde regularmente entrarian los enemigos. Este fracmento es digno en todos conceptos de ser estudiado.
Finalmente concluiremos esta nota sobre la antigua civilizacion Española con la relacion de Herodoto que cita Romey y que confirma lo que tenemos dicho anteriormente.
“Un bagel de Samos, dice, cargado de mercancias de Egipto, mandado por un piloto llamado Coleo, sea por su albedrío o por un viento recio del nordeste, habia pasado el estrecho y llegado a Tartesio segun se refiere Herodoto. Tartesio es palpablemente aqui un nombre generico dado a la Betica occidental, y Herodoto por otra parte no nombra el paraje fenicio a donde aportó Coleo; solo añade que ningún griego le habia precedido. En este puerto, sea el que fuere, los Samios fueron bien recibidos, y vendieron en el sus mercancias por sesenta talentos. Ufanisimo con tan rica ganancia, consagraron el decimo a Juno, le mandaron hacer una gran copa de bronce a lo Argos, adornada lateralmente con cabezas de grifos, la cula, sostenida por tres colosos de bronce de siete codos de alto, era uno de los realces del templo de la Diosa.” (Herodoto Lib. IV Cap. 152)
“Esto da a conocer que en su patria habia artifices tan adelantados como en los demas paises. ¿Pero, hallaron los de Samos en Tartesio un templo ya consagrado a Juno, ó lo hicieron construir? Esto es lo que no cabe deslindar por la relacion de Herodoto. El padre de la historia añade que los Samios llegaron también a Tartesio, al mismo tiempo que los isleños de Tera enviaban una colonia bajo las ordenes de Bato, a fundar a Cirene en Africa, esto es, 704 años antes de la era Cristiana.” (Romey Tom. 1 fol. 36)
“Sin embargo las naciones vecinas a Emporio (Ampurias en las costas de Cataluña) que habian visto con algun recelo a una cuadrilla de estrangeros establecerse en Rosas a viva fuerza, se airaron con la nueva invasión de los Foceos. En frente de su depósito se hallaba sobre el continente una ciudad con un puerto bastante bien abrigado habitado por los indigetas. Los Foceos intentaron usurpar el territorio de los indigetas; pero estos por su parte los rechazaron esforzadamente y con tal teson, que solo tras sangrientas guerras se vino a concluir un tratado entre ambos pueblos. Los indigetas cedieron a los griegos una parte de su ciudad con la precisa condicion de que mediaria una valla de incomunicacion entre nacionales y advenedizos. Convenido tan extraño ajuste, tomaron posesion los Foceos de la parte de la ciudad que les habian concedido la cual no tenia mas que