Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 50-51]

Páginas 50 y 51 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

enjambres de merodeadores hacian incursiones lejos de su país, que llamaban espediciones, como á las violencias y robos, hazañas; y á los que las hacian, héroes: Alguna de estas espediciones citadas hubo de alcanzar á España, sea corriendose, como los primeros pobladores, por el litoral del Mediterráneo, sea embarcados, que es lo mas probable, siguiendo el curso de las aves. (Fracmento numero 10) A lo que parece habian ya sido precedidos por otros, pues los naturales escarmentados, a pesar de las señales de paz con que anunciaban su venida, los recibieron hostilmente (fracmento numero 13B) y estos recien venidos constituyendose protectores de los naturales contra las violencias de los opresores (fracmento nº. 7, y 13E) dio sin duda origen á la historia de los Geriones, que vinieron del Africa á tiranizar el pais (Pujades, Cron. de Cataluña lib. 1º, Cap. XVIII y XIX)
Las crónicas hacen subir estas espediciones a tres; bien puede ser esto cierto, aunque la tercera efectuada por Harracon o Thearca, la suponen en una epoca tan reciente, que no dudamos que en esto haya una equivocacion de fechas, y que los sucesos referidos en las tres, hubiesen acaecido en una sola. Los historiadores refieren que Hercules robó á Gerion los rebaños de bueyes (fracmento nº. 13D) y libró al país de sus tiranías; por lo qué, agradecidos los de Gades (fracmento nº. 13) hicieron sacrificios y le erigieron un templo, que tuvo gran celebridad, y del qué habla mucho la historia antigua.
Luego fueron internandose al oriente de la Peninsula, y los indígenas temerosos de los exesos y violencias que cometían á su transito, abandonaban sus hogares, llevando consigo lo mas precioso que poseían. (Fracmento nº. 10)
La primera poblacion de la peninsula, estaba dividida, como tenemos dicho, en tribus ó rancherías, y esta subdivision, que favorecia la situacion quebrada del país, duraba aun á la venida de los romanos. Los habitantes de la derecha del Ebro, entre este y los Pirineos, tuvieron con tiempo noticia de que esta grande espedicion se dirigía á su país, y trataron de conjurar la tempestad que les amagaba de cerca, á cuyo fin, reunidos los hombres de estas