Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 58-59]

Páginas 58 y 59 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

cerca de Olerdola en Cataluña, de un caracter puramente egipcio; (14) el templo junto á Antequera, conocido del vulgo por “cueva de mengal” y finalmente los toros de guisando, el puerto de ponto du porco, y los animales de piedra cárdena en la calle real de Toledo, que no seran otra cosa que rudas imitaciones del buey Apis revelan un origen egipcio mas ó menos degenerado. Estas obras que nos restan de tan remota época, sin contar las muchas que se han destruido, hablan en nuestro concepto mas que tantos historiadores cuyos escritos se contradicen á menudo; y el que mas escribio dos mil años despues de estos sucesos: Ademas, en gran parte son griegos, cuyo solo nombre basta para hacerlos mirar con prevencion, ó romanos que copiaron á estos.
Reasumiento pues lo que tenemos dicho, consideramos por las conjeturas y las tradiciones, que no deben ser despreciadas, que la poblacion nos vino con lentitud del Asia por las costas del Africa, originandose el pueblo Hero, y que hay muchas probabilidades para conceptuar igual origen á todo el litoral del Mediterraneo. Que los egipcios se anticiparon á los fenicios á visitar nuestro suelo, lo evidencian los monumentos que dejamos arriba citados, las cronicas de todos los paises del Oriente y mediodia de Europa, y finalmente, el sepulcro descrito, que se remonta á la primera época después de la dispersion humana, deducido por los geroglificos, deidades y caracteres. Que no fue trasladado á nuestro país, sino colocado en él por el pueblo que lo construyó; 1.º por las capas intactas de terreno de aluvion, que los siglos habian depositado sobre él: 2.º, por las incrustaciones formadas en su superficie, que denotan la larga fecha desde su colocacion. 3.º, por el pavimento romano que lo cubria; demostrando que pasó desapercibido á estos conquistadores, edificando sin examinar lo que existia debajo: 4º, por las representaciones historicas y mitologicas que al parecer tienen intima relacion con las cronicas de nuestro país, en especial los fracmentos 11 y 13 con Tarragona: 5.º, por el caracter de las piedras de que está compues-