Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

A continuación os adjunto una necrología de Buenaventura Hernández y Sanahuja escrita por Eduardo Saavedra el 9 de Noviembre de 1894. Extraído de la página web Cervantes Virtual.

Necrología: D. Buenaventura Hernández y Sanahuja

Eduardo Saavedra

I

Ninguna ciudad de España aventajó á Tarragona en el número, antigüedad é importancia de sus monumentos. La maza y la tea de irritadas soldadescas, el furor de turbas desatentadas, la súbita trepidación del terreno, la terrible explosión de la pólvora encerrada en almacenes ó en hornillos, han ido arrojando al suelo durante siglos y siglos el alto muro, la soberbia arcada, la airosa columna, la elegante estatua; cada vez que la ciudad renacía de sus cenizas, los ya inservibles edificios de otras edades brindaban al industrioso poblador con materiales preparados para las nuevas construcciones, y con todo, tantas y tan repetidas causas de destrucción no han sido bastantes para borrar esos vestigios de lo pasado, que imponen el asombro en el ánimo menos prevenido y en el menos cultivado entendimiento. Así fué que antes de mediar el siglo XVI, Juan Armengol, tarraconense, tomaba de los originales y enviaba á D. Antonio Agustín, residente á la sazón en Roma, una buena colección de inscripciones latinas, perdidas ya muchas de ellas, y los restos del circo, del anfiteatro, del pretorio, del acueducto y del recinto fortificado, sugirieron al letrado y caballero Micer Luís Pons de Icart la composición del Libro de las grandezas y cosas memorables de la ciudad de Tarragona, impreso en Lérida en 1572. Pero en aquel tiempo y aun mucho después, la admiración y el encomio satisfacían por completo las modestas ambiciones de los eruditos, y puede decirse, que no obstante las estimables tareas á que varias personas doctas se dedicaron desde mediados del pasado siglo, poco ó nada se iba adelantando en punto á la historia de la capital de la España Citerior. Para rehacer su grandiosa figura fué preciso que las apremiantes necesidades de la vida moderna levantaran con el azadón y el barreno las espesas capas del polvo bajo que yacían los despedazados testimonios del esplendor antiguo. Continuar leyendo…


Carta 8ª del Capítulo 1º del Legajo nº 12 – (Pág. 15)

Página 15 de la octava carta contenida en el capítulo 1º del Legajo nº 12 de la Colección de Antonio Delgado y Hernández del Fondo Antiguo de la Universidad de Sevilla.

En esta carta del 18 de marzo de 1853, escrita por Antonio Delgado, le comunica a Luis Lopez Ballesteros sus impresiones del viaje realizado a Valencia, Castellón y Tarragona.

Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 29

Página 29 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja” – Extracto del Boletín Arqueológico. Año LXVI. 1966. Página 224

Un manuscrito de D. Buenaventura Hernández Sanahuja“: este es el título del artículo escrito por Carlos Babot Boixeda en el Boletín Arqueológico, Año LXVI, 1966 de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense. Continuamos con la página 224, que en realidad es la octava del artículo.

Carlos-Babot-Boixeda---224

Continuar leyendo…


Dibujo 7º del Capítulo 9º del Legajo nº 12

Séptimo dibujo contenido en el capítulo 9º del Legajo nº 12 de la Colección de Antonio Delgado y Hernández del Fondo Antiguo de la Universidad de Sevilla.

Este séptimo dibujo representa un plano esquemático de Tarragona en donde aparecen realzados las localizaciones más relevantes como pueden ser la zona donde se encontró el sepulcro egipcio, o los terrenos de Juan Fernández de Velasco en los cuales se hallaron más objetos de carácter egipcio. Es obvio reconocer la cercanía de ambas localizaciones de lo que se puede deducir la muy posible relación entre el sepulcro egipcio con los objetos egipcios hallados por Juan Fernández de Velasco.

La transcripción de los textos que aparecen en el plano es la siguiente:

B. Torre del arzobispo

C. Torre del capiscol

D. Torre de S. Magin

E. Castillo de Pilatos

F. Baluarte de Carlos V, y torre romana

f. Rambla

G. Convento de monjas de Sta. Clara

I. Posesion del Sr. Fernandez

JJJ. Torrente

KK. Terrenos de Manresa y escavaciones

L. Mosaico de la medusa

M. Polvorin de las obras del puerto

. Casa y huerto del Andreu

O. Escavacion en donde se encontraron los fracm. egipcios (1853)

P. Lugar en donde se descubrio el sepulcro egipcio (1850)

QQQ. Corte actual de la cantera

RR. Corte de la cantera en 1850

T. Casa del director de las obras del puerto y arranque del muelle

UUU. Poblacion del puerto

Y. Puerta de Lerida

Relacion de Pons de Ycart

Quedame agora de tratar del sitio antiguo de la dicha ciudad segun se puede colegir y entender pasava parte de la ciudad segun muestran los muros viejos arruynados partiendo del monasterio de San Francisco (A) yendo a la iglesia de San Fructuos (Z) hasta cerca del rio Francoli (V) por donde se muestran los muros viejos arruynados y dos pequeñas puertas y cinco pedazos de peñas muy grandes hechas como el muro… y dos de ellas segun estan cerca una de otra dan a entender que entre estas habia alguna puerta de la ciudad principal (Y). Pasava tambien el muro viejo desde la acequia mayor (X) haciendo como un arco encima de los güertos Viña y caserio de Gabriel Ramich mercader y de Francisco de Solasvila, Francisco de Monserrate y Joan de Valbona, y bajaba (UUU) hasta el muelle (T), y de alli subia hasta la iglesia de San Miguel de la mar (S) y alli por la halda de las peñas cerca de la marina (M L I) subia hasta el mirador (h) y de alli se juntava con el muro donde esta el baluarte nuevo de Santa Clara (H). Y el dicho muro tenia de anchura segun claramente se muestra seis varas y media. Era este muro viejo de pedazos de peña seca sin cal tan grandes que causan admiracion con que fuerzas humanas se podian aquellos pedazos de peñas traer y poner en el muro, de las cuales muchos he querido medir y he hallado que tienen cinco varas de largo y la anchura que esta dentro del muro nose puede ver; de alto se ve que tienen unas cuatro varas otras poco mas o menos entendiendose esto de las piedras mas grandes que se ven en el muro… Y toda la parte del muro derribado se junta con el muro que agora tiene la ciudad (F) que hoy es mil vecinos y tiene de circuyto dos mil trescientas sesenta y una varas. Cap. VIII.


Plano de la acrópolis primitiva de Tarragona

Plano de la acrópolis primitiva de Tarragona perteneciente (según la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes) al informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(2).

Plano-de-la-acropolis-primitiva-de-Tarragona

La transcripción de las anotaciones en el plano es la siguiente:

Explicación
—– Muro ciclopeo existente
+++++ Restauración segun Pons de Icart
A. Fuente natural
B. Silos primitivos
C. Puertas ciclopeas
D. Pozo primitivo abierto en roca viva
E. Excavaciones de 1853 en los terrenos de D. J. Fernández y cloaca
F. Cantera del puerto
G. Antigua puerta de Sagunto que cita POns de Icart
H. Antigua desembocadura del Subi, Yulcis o Francolí
I. Escollera y puerto romano
J. Puerta de entrada al circo
K. Lugar que ocupa la puerta del carro que cita D. Miguel Cortés
L. Castillo de Pilatos
LL. Puerta del Socorro y torreon de San Magin
M. Baluarte de Carlos V
N. Lugar donde corresponde la puerta de S. Francisco
O. Baluarte de S. Pablo
P. Colina del fuerte real
Q. Punto de arranque del muelle nuevo
R. Mirador
S. Baluarte de S. Antonio
T. Lugar en donde estaba el Anfiteatro
U. Sepulcro antiguo en 1854
V.V. y X. Palacio y templo de Augusto
Y. Puerta de S. Antonio

Explicación

—– Muro ciclopeo existente

+++++ Restauración segun Pons de Icart

A. Fuente natural

B. Silos primitivos

C. Puertas ciclopeas

D. Pozo primitivo abierto en roca viva

E. Excavaciones de 1853 en los terrenos de D. J. Fernández y cloaca

F. Cantera del puerto

G. Antigua puerta de Sagunto que cita Pons de Icart

H. Antigua desembocadura del Subi, Tulcis o Francolí

I. Escollera y puerto romano

J. Puerta de entrada al circo

K. Lugar que ocupa la puerta del carro que cita D. Miguel Cortés

L. Castillo de Pilatos

LL. Puerta del Socorro y torreon de San Magin

M. Baluarte de Carlos V

N. Lugar donde corresponde la puerta de S. Francisco

O. Baluarte de S. Pablo

P. Colina del fuerte real

Q. Punto de arranque del muelle nuevo

R. Mirador

S. Baluarte de S. Antonio

T. Lugar en donde estaba el Anfiteatro

U. Sepulcro antiguo en 1854

V.V. y X. Palacio y templo de Augusto

Y. Puerta de S. Antonio

No me cuadra la fecha de realización de este plano, que fechan en 1851. Pienso que dan esta fecha por ser la misma que la del informe, pero si uno observa el plano, puede ver escritas fechas de 1853 o 1854. No creo que Buenaventura Hernández Sanahuja pudiera leer el futuro.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 88-89]

Páginas 88 y 89 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

una monstruosidad. Esto seria apoyar el error adoptado por algunos sabios, que consideran romanos a los toros de Guisando porque estos conquistadores pusieran inscripciones sobre ellos, como la pudieran poner del mismo modo los Godos y Arabes sin que por esto los hubiesen construido. El Sr. Romey aunque reconoce en la casta Ibera una remotisima antigüedad, muy anterior a los Celtas, repugna sin embargo reconocerla aborígena. Críticamente hablando, solo pueden considerarse tales en toda la fuerza del nombre a los primeros pobladores del Asia: mas cuando un pueblo está establecido en un pais desde tanto tiempo que se pierde en la oscuridad de los siglos, y ni aun puede columbrase por donde hayan venido a poblarlo, nos parece que nada se aventura en ello.
Por lo que toca a las invasiones Vaccea y Celta, en especial la última venidas del septentrion, es al parecer incontestable. La Escitia debia necesariamente poblarse con las emigraciones producidas por el exeso de poblacion de la India, segun el principio que dejamos indicado para la propagacion general de la especie humana; y el único desagüe que tenia esta region encajonada entre la Persia y la China, era la Escitia siguiendo el curso del Indo; y posteriormente, con lentitud, de mansion en mansion, las rancherias indo-escitas podian poblar el norte de Europa, hasta atravesar la cumbre de los Pirineos.
En la nota N.13 veremos el principio de la poblacion Ibera y Celta establecida por D. Fco de Masdeu, que rechazamos como improbable. Este critico estuvo en su derecho al manifestar su sistema, como lo estuvo Romey, lo estamos nosotros, y lo estarán cuantos intenten emitir su opinion en esta materia de si tan intrincada, que por mucho que se diga no se dirá tal vez lo suficiente, y esto que se ha dicho mucho, cuando se ha llegado a asegurar que la primera poblacion de la Peninsula vino por los aires como las semillas que el viento traslada a la cima de las torres o miraculosamente por medio del ministerio de los angeles. (Aunque algo exagerado, no podemos dejar de reproducir en este lugar la introduccion de la Historia de España por M. Lefranch, publicada muy recientemente; y lo hacemos en el mismo idoma, por no quitarle nada de su expresión. “L’Espagne parait avoir été primitiviment une contimation del’ Afrique: le bassin de la Garonne, fadis bras de mer, la séparait del’ Europe, et le détroit de Gibraltar ne’ existant pas encore. Aussi les peuples de race atlantique vinvent-ils avant tous les autres peupler le prolongement septentrional de leur terre africaine. De lá cé caractère national des Espagnols, qui conserva toujours quelque chose dusang primitif, se plia sans trop de peine aux dominateurs venus du même berceau méridional (Phéniciens, Carthaginois, Arabes) et résista souvent, avec constance, aux conquerans descendus de septentrion. Plus tard, quand le détroit de Giblaltar s’ouvrit par l’efet de quelque grande revolution physique consacrée dans la Fable, qui mit un effort dela nature au nombre de travaux d’Hercule, la Mediterranée se précipitant por cette nouvelle issue, quitta la surface du sol galligue, et les Celtes vinren former, dons les régions tempérées de la Peninsula, la race longtems célebre sons le nom de celtibérienne; race mixte, qui ne fut point connue on l’a dit, la sonche primitive des Espagnols, mais une simple modification des Aborigénes.” Hist. D’Espagne par M. Em Lebranch. Paris 1842)
Finalmente concluiremos esta nota con otra prueba coetánea que robustece nuestra opinion; hablamos de las medallas llamadas desconocidas o primitivas Españolas. (En la nota N.1 probamos la anterioridad de las medallas llamadas Celtiberas, a la venida a España de los Fenicios y Griegos) El tipo de la fisonomia greco-africana en los bustos de dichas medallas, el pelo crespo y ensortijado; la barba lampiña, ó si la llevan corta y encrespada, nos revelan un origen mas bien oriental que septentrional. Los caballos que adornan los reversos de la mayor parte de ellas, y que al parecer forma el objeto predilecto


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 78-79]

Páginas 78 y 79 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Nota N. 6. Pag. 32

Los muros ciclopeos de Tarragona, que como tenemos dicho forman la base de la actual fortificacion, están compuestos de enormes peñas colocadas sin mas regla arquitectonica que el plomo y el cordel, descansando inmediatamente sobre la roca. En ninguno de estos peñascos se observa la menor señal de herramienta que indique haber sido arrancadas por el arte, sino piedras que encontradas en la superficie de la tierra, fueron acarreadas alli a fuerza de brazos. Generalmente varia su elevacion de seis a diez pies del nivel del suelo, y encima de esta tosca obra está asentada la muralla romana: sin embargo, tres fracmentos se conservan en el mismo estado que la dejaron sus constructores, y forman el tipo de la elevacion y figura que esta tenia cuando entera, que es once varas, y los pedruscos van gradualmente disminuyendo su tamaño a proporcion que se eleva la muralla.
Su perímetro, suponiendo que en la actualidad solo rodea las tres cuartas partes de la ciudad alta, es de 1850 varas. Antiguamente segun Micer Pons de Icart, llegaba hasta la desembocadura del rio Thulcis o Francoli que tanta celebridad tenian sus aguas en tiempo de los romanos para el blanqueo de los linos (el río Subis, Tulcis o Francoli desemboca en el mar a corta distancia de los muros de Tarragona. El Sr. Romey lo coloca equivocadamente en los Ausetanos, y lo hace afluente (confluente dirá) del Rubricatus o Llobregat, del que se halla separado 13 leguas en su menor distancia. El Francoli nace y fine en la Cosetania y Plinio hablando de el dice “…regio Cosetania flumen subi Colonia Tarraco.” Segun Ptolomeo la region de los Ausetanos en donde Romey coloca el Francoli compreendia parte del provincia de Gerona. Entre los Ausetanos y Cosetanos se interponian los Iacetanos, los Castellanos y los Laletanos. Mela dice “…Tulcis eam modicus amnis subit: ingens Hiberus Dertosam attingit.”) é incluia dentro de su circuito, el espacio que ocupa la moderna poblacion del puerto; pero en el dia no quedan mas que leves vestigios. Aun se conservan seis puertas ó entradas compuestas cada una de seis pedazos de peñas que forman las jambas y una de larga encima que sirve de lintél, identica al dibujo de los fracmentos Nos 11 y 13. Protegen a tres de las dichas puertas otras tantas torres cuadradas de la misma construccion; y las otras tres habrán desaparecido en alguno de los muchos trastornos que ha sufrido esta antiquisima ciudad. La forma irregular de estas salidas no permite suponer que fuesen cerradas con puertas de madera ó piedra labrada como las de la acrópolis de Tirinto, sino con otras piedras atracadas a ellas como se observa en el indicado dibujo.
La grandeza de esta inmensa muralla cuando completa, pone de manifiesto la multitud de gente que debia estar ocupada en su construccion, y la fuerza material que debian emplear para transportar aquellas moles: la rudeza de la obra indica la precipitacion con que fue edificada; y las torres en los ángulos con las puertas inmediatas a ellas, un principio militar, o tal imitacion de alguna otra que les sirviera de modelo, que supuesta su remotisima antigüedad anterior sin la menos duda a cuantas existen de su clase en España, Italia y Grecia hace suponer seria de Egipto. Hasta el presente ha sido esta muralla objeto de mil investigaciones para descubrir sus verdaderos fundadores, que los dibujos del monumento nos demuestran ser egipcios.
Los estrechos límites de una nota no permite estendernos en una detallada descripcion, pero en su construccion vemos mucha analogia con otras obras Pelasgicas de Italia y Grecia, robusteciendo la opinión que tenemos formada del origen comun de los pueblos del Mediterraneo.
Romey sobre este punto dice “En el tiempo en que se asoma la existencia de Cadmo y Danao (1482 años antes de J.C.) que fueron los primeros que se encargaron de introducir en la Grecia las luces y las artes del Egipto y la Fenicia, el pueblo habitaba el Peloponeso, el Atica y la Beocia, probablemente del mismo linaje que los demas habitantes del Occidente hasta el estremo de España era aun de los mas barbaros y cerriles…” (Vease la nota N. 14.)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 30-31]

Páginas 30 y 31 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

dagar por el mismo monumento la epoca en que fueron construidos, dando solucion al problema.
A la derecha del cuadro hay una colmena en figura de torre rodeada de abejas, que al parecer se dirigen contra tres aves que ocupan la parte superior, y se defienden de ellas a picotazos. Algunas caen muertas, y otras tomando insensiblemente forma humana, se dirigen ácia occidente, dirigidos por dos lineas de golondrinas, y acaudillados por un hombre cubierto de una piel, armado con una clava y un broquel. La falta del marmol impide ver la continuacion, pero un hombre postrado á sus pies, y otros tres colgados á un árbol con las cabezas al lado, indican una conquista. ¿Simbolizará la colmena la catástrofe de Sennáar, las abejas y las aves la batalla de los Titanes con los dioses, y la venida a España del Hercules libico? Sus autores consideraron tan claro el objeto de este dibujo emblemático, que no creyeron necesario comentarlo con hierográmatas como los otros.
En esta pieza, que estaba fracturada por tres partes, se observa en el ángulo superior de la derecha un depósito de asfalto, que sin duda con el calor resudaria la momia, y en él se ve impresa la tela ó sudario que la envolviera segun la costumbre egipcia. Es muy sabido que estos preparaban los cadáveres en sus disecciones con el asfalto ó betun judaico, el cual tiene la propiedad de identificarse con la carne, inyectandose por las venas, arterias y poros, ocupando el lugar del liquido, y haciendo impermeable el cadáver se conservan como vemos. Esta mancha, pues, nos pone en manifiesto la existencia de un cadaver ó momia, como luego tendremos lugar de repetir.

¿Sería tal vez trasladado á nuestro país este sepulcro por alguna de las muchas naciones que dominaron en él?

Para contestar á esta pregunta preciso es que descendamos á hacer una minuciosa descripcion de las circunstancias que acompañaron su descubrimiento para certificarnos que fue colocado en el lugar donde se encontró por los mismos que lo construyeron.


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 22-23]

Páginas 22 y 23 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

contacto entre estas dos naciones, y manifiesta palpablemente que todos los pueblos primitivos tienen un origen comun, y que las costumbres de estos pueblos en su principio eran muy análogas porque aun distaban poco de su origen, hasta que influyera en su carácter, color y costumbres la accion del clima en donde vivieran. Estas observaciones son de mucha importancia para el estudio de este y otros monumentos de epocas desconocidas.

Fracmentos pertenecientes al fondo.

Fracmento Numº. 11.

Este trozo está entero, grabado en una sola faz, tiene 18 ½ pulgadas de largo, que forma el tipo del ancho del sepulcro, igual ancho que demuestra el fracmento numº. 7, suponiendo que el cocodrilo forma centro en el dibujo, y pertenecería sin duda á la parte inferior como indicaremos en el fracmento siguiente. El centro y la mayor parte de la pieza lo ocupan dos lineas de hierográmatas ó caracteres sagrados en perfecta conservacion, y en los dos estremos hay figuras. Las de la derecha consisten en un pastor con su rebaño: Al parecer consulta el curso de la luna y astros dibujados en lo alto. A la izquierda hay una torre cuadrangular y parte de una muralla defendida por gente que arroja saetas a unos hombres desnudos que hay al pie de ella, y la atacan á pedradas. La torre y muro está compuesto de grandes pedruscos que guardan mucha analogía con las murallas primitivas, llamadas ciclopeas, que rodean esta ciudad, y forman la base de la actual fortificacion. Es tal su semejanza, que nos parece ver retratada en el marmol la torre conocida por “la del arzobispo” y el muro que le sigue, con la puerta primitiva, cerrada en el dibujo con dos peñas, distinguiendose muy bien las jambas y el dintel, asi como en aquellas, compuesto de un solo peñon.
Omitimos por de pronto hacer comentarios sobre ella, aplazandolo para el fracmento numero 13, en que volveremos á encontrarla.

Fracmento Numº. 12.

Este trozo nos evidencia, que si los egipcios no