“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 28

Página 28 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


“Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” del Archivo de los Marqueses de Someruelos. Página 17

Página 17 del informe titulado “Descripción del sepulcro Egipcio en Tarragona” escrito por una persona de nombre no conocido. Esta documentación la he hallado en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional dentro del Archivo de los Marqueses de Someruelos.

La identificación de este documento es la siguiente:

ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA. SECCIÓN NOBLEZA DEL AHN, SOMERUELOS, C.21, D.17

Continuar leyendo…


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 76-77]

Páginas 76 y 77 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Nota N 5. pag. 29

Está la historia primitiva de nuestro pais tan embozada con las relaciones fabulosas de los Griegos, que la hacen impenetrable. Creemos sin embargo, que estas mismas fabulas tuvieron sin la menor duda origen de algun hecho verdadero. Nacidas en el mediterraneo, fueron sucesivamente prohijadas por todas las naciones antiguas de su litoral, y cada una se las apropió robandolas a su antecesor. No obstante, los Egipcios fueron sin disputa los primeros que verdadera ó fabulosamente las engendraron. Desgraciadamente para la historia, no tuvieron poetas ni escritores que las comentasen como las otras, y de ahí deriva la ignorancia de su verdadero origen mas al traves de este densisimo velo se ve traslucir un Hercules egipcio, un Gerion africano y un pais al estremo del mundo, teatro de una revolucion fisica que llenó de luto a la especie humana. La fabula puede mudar los accesorios, pero queda siempre la fisonomia original. El unico dato que asoma despues de las tradiciones es este monumento tan elocuente a nuestro entender, como las relaciones exageradas de los Fenicios y Griegos, y mas veridica porque es coetánea.
El critico Masdeu niega rotundamente estos hechos prohijando otros de tan inverosimiles si se quiere como aquellos. Romey se contenta con describirlos, y los juzga invenciones de los Fenicios, interesados en alejar de las costas de España a las otras naciones navegantes.
“Por otra parte, dice, los Fenicios no llevaban a mal la nombradia de tan asombrosas relaciones y estaban interesados en enmarañar sus viajes y los descubrimientos que iban haciendo, para vincular en si tras el resguardo de la supersticion todas sus ventajas. Asi se afamaron la historia de los bueyes de Gerion, la de la venida de Baco a España y de su compañero el dios Pan con la conquista que hicieron las hazañas de Hercules y los reinados de Hispano, Hespero y Atlante.” (El origen de los cuatro primeros es absolutamente egipcio)
“Con todo, alguna de estas historias son de algun realce, por cuanto vienen a corroborar figuradamente una verdad fisica. Tal es aquella segun la cual el Hercules Tivio o cualquier otro heroe del mismo nombre de Hercules (vease en la nota N. 2 el origen de este nombre) despues de haber muerto a Busiris y vencido a Anteo pasando de Africa a España derroco el estrecho (fracmto N 5) y unio asi el Mediterraneo con el Océano, los cuales habian estado separados hasta entonces por un istmo; arrollando con su pujanza cuantos estorbos se oponian a la comunicacion de ambos mares. Entre todas las apreensiones poeticas relativas a Hercules, esta es la que se parece mas digna de consideracion, por cuanto enlaza la historia de los hombres con la del mundo y la de la naturaleza. En este desquicio del estrecho atribuido al heroe y en el desvio de los dos grandisimos escollos que atajaban la union de uno y otro piélago y que fueron llamados columnas de Hercules, está palpablemente cifrada en nuestro dictamen una de las epocas mas grandiosas de la naturaleza, y de las convulsiones mas violentas del globo terrestre, y el trance en que el mas poderoso de los piélagos, tajando los peñones que enfrenaban el impetu de sus olas, desaguó disparadamente en el otro, variando y alterando notablemente la planta de la Italia, zanjó la Sicilia, elevo islas donde no asomaran antes, sumergiendo otras florecientes en lo antiguo, y con ellas muchas regiones mediterraneas… Los Turdetanos mas vecinos de Cadiz era en donde situaban los Griegos su famosa Tartesia y la isla afortunada de Eritia donde pacian los innumerables rebaños de bueyes de Gerion, sitios celebrados por Homero Estesícoro (Hablando Estesícoro del rebaño de bueyes de Gerion, dice que nacieron en las cuevas de las rocas, casi enfrente de la celebre Eritia, cerca de las aguas inagotables del Tarteso cuyo lecho es de plata) y Anacreonte… (Romey, páginas 14 y 31)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 74-75]

Páginas 74 y 75 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

El abate Dupleix pasmado de la simplicidad de la primera religion española “es una cosa admirable dice, que estando todas las otras naciones del mundo sumergidas en la idolatria, y en el culto de las diversas divinidades distintas, con nombres diferentes, los Celtiberos adorasen un solo Dios sin nombre. Ellos se conformaban en esto con los principios de la verdadera teologia, la cual confiesa al Dios verdadero inefable, y cree que ninguno es capaz de nombrarle ni dignamente, ni con propiedad.” (Dupleix. Memoires des Gaules. Lib. 2 cap. 41)
Prueba tambien este resto la casta pura todavia de los Iberos sin mescla aun del celticismo; y nos evidencia otro distinto origen. La mayor parte de historiadores franceses hablan de politeismo celto-galo, apoyados en el testimonio de Cesar, Estrabon Diodoro, Mela y Lucano. Romey cuya autoridad no puede sernos dudosa en este concepto, hablando de la religion de los celtiberos antes de verificada la mescla, dice: “Sobre el promontorio Cúneo (cabo de Sta Maria) habian levantado estos pueblos monumentos de forma peregrina…”
“Artemidoro, dice Estrabon, añade que el supuesto templo de Hercules que alli enseñaban es una ficcion ideada por Eforo; que no hay aras dedicadas a Hercules ni otra divinidad; que solo en algunos parajes se hallan tres ó cuatro piedras, unas encima de otras; que cada ve que arribaban los navegantes a tenor de una antigua tradicion vinculada en las familias, desbarataban las piedras y las mudaban de asiento; que se limitaban a dirigirle oraciones, pero que no les era licito sacrificar en aquel sitio ni desembarcar mientras llovía, suponiendo que durante este tiempo lo ocupaban los dioses; que aquellos que solo estaban alli por curiosidad pasaban la noche en una aldea vecina… Es positivo que se hallan piedras semejantes en muchos parajes de Europa y Asia. Tan extraños monumentos, dice Pausanias, nos parecen aras, erigidas a los dioses que imperan a los vientos. Y tales monumentos, aunque no autorizan para creer que el druidismo fuese la religion de los celticos, parece referirse sin embargo al antiguo culto religioso de los galos, y acaso sean en realidad monumentos druidicos…” (Romey. Hist. Esp. Tom. 1 fol. 16)
“Sin embargo, muy bárbaros debian ser todavia (los Turdetanos) absortos en sus apreenciones y sin tributar su culto mas que a dioses desconocidos y sin forma humana, horrorizandose con las divinidades que intenconnaturalizan con los estrangeros. En cuanto a la religion de los Galaicos, dice Estrabon, que en su tiempo no tenian ninguna, sin duda porque no tributaban culto alguno a las divinidades de la teogonia pagana…”
“Parece que la religion de los celtiberos fue la de los galos primitivos, alterada quizas con algunas supersticiones que les llegaron de Oriente. Lo que consta en este punto es poquisimo; sacrifican, dice Estrabon, todas las noches de plenilunio delante de sus puertas a un dios sin nombre; y pasan toda la noche bailando con su familia.” (Estrabon Lib. III c. 4 – Romey fol. 15, 18, 24)

Nota N 4. pag. 29

Que la pesca y salazon es muy antigua en las cosas meridionales de la Peninsula, y que la iban alli a buscarla de muy lejos, nos lo espresa muy bien Romey.
“Muchas ciudades en tiempo de los Fenicios llegaron a florecer por su comercio, como Malaga y Cordoba. La primera, tan conocida en el dia por sus viñedos y su vino estomacal lo era entonces por su pesca salada que iban a buscar desde muy lejos. Este comercio de salazon no se hacia absolutamente en la ciudad sino en una islilla vecina, segun el regimen saludable de los Fenicios de plantear sus mercados fuera de las poblaciones. Malacha, en griego  griego, la ciudad de las salazones. Malach en hebreo, y sin duda en Fenicio, significa salar. (Romey fol. 33)


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 64-65]

Páginas 64 y 65 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

gada de estos estrangeros, aprendieran simultaneamente los Turdetanos la escritura, y escribiesen enseguida sus leyes y su historia, pues para ello debian formar antes la gramatica Turdetana y ésto necesitaba calma y lentitud. Por otra parte, el espiritu del testo de Estrabon parece indicar en el guarismo seis mil años, una remotisima antigüedad anterior a aquella invasion, considerando en aquella epoca establecida ya la escritura y la civilizacion en toda la estension de la Peninsula.
Es constante que los Fenicios no ocuparon en España mas que las costas meridionales, y algunas pocas ciudades del interior. Los habitantes del centro de la Peninsula probablemente ni conocimiento tuvieron de aquellos mercaderes, y Estrabon dice “tambien los demas Españoles tienen gramatica” refiriendose siempre a los seis mil años indicados. ¿Quien enseño pues a los demas demas Españoles la escritura y la gramatica cuando “no era la misma por no hablar una misma lengua”? (Vtuntur, et reliqui Hispani Grammatica non vnius omnes generis quippe ne eodem quidem sermone. Estrab. Lib 3 pag. 204.) Esta variedad de idiomas hubiese sido siempre un obstaculo considerable para la rapida introduccion y fomento de la escritura entre los pueblos del interior, a no poseerla anticipadamente a la venida de los Fenicios, sino queremos contradecir el testo de Estrabon. Tampoco podia propagarse la escritura por el roce de unos pueblos con otros, pues el mismo Estrabon afirma que estaban divididos, esto es, que no existian relaciones de interes comun entre ellos (Si los Españoles con las fuerzas unidas hubiesen tomado a pecho su propia defensa; los Cartagineses con sus espediciones no hubieran podido sojuzgar, como lo hicieron sin oposicion alguna, la mayor parte de España; ni antes de ellos lo hubieran conseguido los Tirios y los Celtas, llamados Celtiberos y Verones; ni posteriormente el ladron Viriato ni Sertorio; ni otros, si los hubo, que hayan pretendido dilatar sus dominios por España. Aun los Romanos hubieron de trabajar por partes y emplear mucho tiempo, ahora embistiendo con las armas estos dominios y ora aquellos y ora domando a los pueblos con otras artes, hasta que los sujetaron enteramente despues de unos doscientos y mas años. Estrab. Lib 3 pag. 238.) y este espiritu de independencia, y la prevencion que de muy antiguo han mirado los españoles a los estranjeros, hubiera influido mucho en nuestro concepto, a retardar la civilizacion si hubiesen tenido de recibirla de los Fenicios y de los Griegos.
Dos alfabetos primitivos Españoles creen reconocer los eruditos, el Turdetano y el Celtibero diferenciandose uno de otro. Si los Españoles hubiesen aprendido la escritura de los Fenicios, es obvio que prolijaran con ella los mismos caracteres que estos usaban adaptandolos a su lengua, como hicieron posteriormente los Romanos de los Griegos; y nosotros de los Romanos: mas los alfabetos Turdetano y Celtibero no son ciertamente los de Tiro y Peloponeso.
Suponiendo por un momento que estas dos naciones hubiesen enseñado a los Iberos la escritura, la circunstancia de desdeñar su alfabeto para inventar otros demostraria el alto grado de inteligencia y cultura de este pueblo é indicaria un paso muy adelantado en la civilizacion. Sin embargo, debemos desechar como improbable esta hipotesis supuesto como es muy sabido que los Fenicios vivieron en su principio con tanta armonia y buena inteligencia con los Turdetanos, que puede decirse que formaban un solo pueblo. Entonces pues ¿por que inventar un nuevo alfabeto tan innecesario cuando tenian a su disposición el de sus maestros? ¿Qué precision tenian los Celtiberos si aprendieron la escritura de los Turdetanos como quieren algunos, de variar el signo y valor de las letras, como estos lo habian ya hecho con los Fenicios? Este al parecer enigma se esplica por si mismo. El origen del pueblo Ibero fue solo uno, uno el idioma, y una sola la escritura. La division natural del pais produjo la separacion de aquella casta en tantas otras cuanto fueron las regiones aisladadas que habitaron: de este aisla-


Informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850″ – [Pag. 62-63]

Páginas 62 y 63 del informe titulado “Descripción razonada del sepulcro Egipcio encontrado en Tarragona en marzo de 1850“. Este informe fue escrito por Buenaventura Hernández Sanahuja el 10 de Mayo de 1851 y remitido a la Real Academia de la Historia.

Este documento fue obtenido de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la signatura CAT/9/7974/04(1).

La transcripción es la siguiente:

Nota N 1 pag. 3

Hablando Estrabon de la civilizacion Española dice: “Los Turdetanos son tenidos por los mas doctos de todos los Españoles: usan de gramatica, y segun ellos dicen, conservan memorias escritas, composiciones poeticas y leyes en verso de seis mil años. Tambien los demás Españoles tienen gramatica, pero no todos una misma pues no hablan una misma lengua” (Estrab. Lib 3 pag. 204)
Mucho ha dado que discurrir este texto de Estrabon sobre la antigüedad de la escritura en la Peninsula. Los años Iberos que cita no seran seguramente solares, sino compuestos como era costumbre en aquellos remotos tiempos de seis, cuatro o tres meses. El sabio critico D. Franco de Masdeu adopta estos ultimos y entonces se remonta segun el cuenta a 20 años antes de la primera venida de los Fenicios a España.
Nosotros conceptuamos que de cualquier modo que se cuente, la civilizacion turdetana, y por consiguiente la de la mayor parte de la Peninsula fue anterior a esta venida, y los Españoles tenian ya conocimiento de la escritura en aquella epoca. Estamos sin embargo lejos de considerar este descubrimiento como aborigena en la Peninsula pero tambien estamos convencidos de que mucho antes de los Fenicios, los Españoles tuvieron relaciones con otro pueblo civilizado, y que de ellos provino el primer germen de la cultura propagandose lentamente por toda la España como vamos a probar con los datos y consideraciones siguientes.
En primer lugar; aun cuando se cuenten de tres meses los años Iberos ascienden a veinte antes de la primera venida de los Fenicios; luego no podemos en buena critica considerar a estos como a introductores de la civilizacion española segun el texto literal de Estrabon. Ademas es improbable (para coordinar los seis mil años con la civilizacion) que a la lle-